Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS ÉXITOS MANCHA QUE LIMPIA D R A M A EN C U A T R O A C T O S Y EN P R O S A O R I G I N A L DE D. J O S É E C H E G A R A Y Estrenado recientemente en el teatro Español Foíof) Compañfi También estaba en ol cuarto de María Guerrero, haciendo coro á nuestros entusiasmos por el triunfo de Eehegaray, el veterano Caltañazor, con sus ochenta años y su cara de Pascua, animoso, siempre alegre como una copla, reverdeciendo sus tiempos, sus éxitos, y dispuesto á hacer el leguito do Los Mogyares á poco que excitásemos su puntillo artístico; aquel leguito que disipó el mal humor de una generación y que fué su diploma de cómico. Todos le escuchábamos con gusto. Aquel viejo, colorado como una manzana, nos traía ráfagas saludables, nos descorría un pasado muy simpático para todos, y ya nos veíamos Francos Rodríguez y yo con pantalón corto jugando en el Prado á justician y ladrones. Sonó el timbre, y Caltañazor nos abandonó. Comenzaba el cuarto acto del drama. Quedóse Eehegaray en su sillón de cuero de Córdoba, y seguimos nuestra interrumpida conversación. -No he tenido en cuenta, al escribir Manch i que limpia, otra cosa que hacer un drama de pasión, de lucha, para lo cual creé los dos caracteros. de Matilde y de Enriqueta: el primero, generoso, franco, abierto á toda idea noble: ol segundo, hipócrita, rastrero, falso. Puestos estos dos caracteres frente á frente, y teniendo los dos el mismo punto de vista, Fernando, la lucha y el contraste se hacía inminente, y de esa lucha y de ese contraste nacía ol espíritu de la obra. -Perfectamente humano. -Tan humano, que los dos tipos ahondan en nuestra sociedad. La mujer buena, de ideales puros, y la de alma torcida que con cara ACTO IV. -ESCiNA VHI PEKNANDO (Sr, Días de Mendoza) -Tú ahí dentro, á morirte, á sufrir.