Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
caza de pajarillos, á los cuales da de comer diariamente. T a n cierto es, qne el instinto de cazador j a m á s desaparece, y qne las aficiones de la niñez perduran ó al menos resurgen en la ancianidad. León X I I I ama las conq uistas de nuestro siglo y n o cree incompatible el progreso de las ciencias con la existencia i n m u t a b l e del catolicismo. H a instalado la luz eléctrica en el Vaticano, donde n i el gas siquiera h a b i a n puesto sus predecesores; y en su fino i n s t i n t o diplomático, político y sobremanera sociable, cree que la prensa es palanca innegable de adelanto y cultura. No lanza contra ella el famoso Vade retro de Gregorio X Y I n i se limita á xas ÍTa. r L Osservalore Bomano como Pío I X León X I I I a p o y a decididamente á periódicos t a n modernistas y bien informados como Le Moniteur de Roma, y no se niega á ser interrogado directamente por periodistas de Le ligara, de Le Pelit Journal, de The Daily News, y otros importantes diarios que h a n publicado curiosas é íntimas correspondencias. Política moderna y filosofía antigua t a l es su lema al despacliar diariamente con su secretario asuntos de Estado ó de religión. Evitando mayores daños, separando lo que es de Dios de lo que es del César, a t r a y e n d o siempre al enemigo p a r a alcanzar concesiones, ha podido p a r l a m e n t a r con F r a a c i a republicana, con I n g l a t e r r a protestante, con LA COMIDA DEL PAPA la política de Bismarck E n punto á filosofía y religión, no cede u n p u n t o abomina de los pseudo- adelautos filosóficos y opone c o n t r a ellos la Siimma de Santo Tomás, que ha restaurado en toda su pureza, ordenando que se enseñe así en todos los seminarios y centros católicos de enseñanza y cultura. E n su vida doméstica, el P a p a es económico y frugalísimo. Come siempre solo, según la etiqueta pontifical. A su primera educación ds noble campesino del país de los Volscos debe sin duda el Santo P a d r e la profunda aversión que le inspira todo despilfarro. Dejaos de cicaterías; los soberanos hemos nacido p a r a ser explotados decía el ALTOS FUNCIONAKIOS PONTIFICALES con bondadosa sonrisa Pío I X á u n mayordomo h a r t o severo á quien indignaba que se gastasen ¿h u n mes veinticinco sacos de carbón en las cocinas pontificias. No h a y cuidado que se renueven semejantes abusos m i e n t r a s dure el pontificado de León X I I I El P a d r e Santo, no