Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LEÓN XIII Hoy hace ochenta y cinco años que nació en la humilde villa de Carpineto, diócesis de Agnani, el sabio Pontífice que con habilidad suprema rige la nave de San Pedro, la nave mística que allá en el año 1878, cuando Pío I X dejó su herencia, parecía que iba á estrellarse contraías rocas, sirtes y escollos que la política italiana de un lado y la diplomacia europea de otro habían amontonado en torno suyo, dejándola inmóvil y anclada, como inmóvil y anclado vivía en el Vaticano, desde que la unidad italiana fué un hecho. Pío IX, el Papa cautivo. Al Pontífice santo que desde lo hondo de su cautividad rompiera toda relación con media Europa y fulminara en el Syllabus severos anatemas contra los tibios é indiferentes, sucedió el Pontífice político que en poco tiempo reanudó las relaciones de la Iglesia con todas las naciones enviando nuncios y recibiendo embajadas, el político hábil que sin ejércitos ni territorios ni poderío temporal pesa en la política europea tanto como el más grande de los cancilleres. Pontífice á la vez enérgico y mantenedor de los derechos de la Iglesia, pues en sus Encíclicas, como en todos sus actos públicos, no deja de reivindicar la potestad terrena de San Pedro, para que nunca pueda darse por prescrito el derecho tradicional ni aceptada un momento por la Iglesia la teoría italiana de los hechos consumados Joaquín Vicente Pecci, que este es el nombre del Papa actual, es de ilustre familia italiana y conde de su apellido. A los ocho años empezó su educación en el Colegio de jesuítas de Viterbo; muerta su madre en 182 á, volvió á Carpineto y de allí marchó á Roma con sus tíos maternos, ingresando en el Colegio romano de los jesuítas, donde obtuvo el premio de honor en Física y Química, desarrollándose sus aficiones literarias y clásicas, demostradas y cultivadas después en hermosas composiciones poéticas. En 1831 obtuvo el grado de Doctor en Teología; fué ordenado de presbítero el 23 de Diciembre de 1837 (fecha que conmemoró la cristiandad hace poco celebrando el jubileo sacerdotal de León XIII) y en 1843 fué nombrado arzobispo de Damieta in partihus, con el cargo oficial de nuncio en Bruselas. Designado en 1816 para la silla arohiepiseopal de Perusa, estuvo al frente de su diócesis treinta y dos años, es decir, hasta el día de su elección papal, verificada en el cónclave de Febrero de 1878. La cristiandad, que hoy está de fiesta, ha acudido muchas veces en estos últimos años, agrupada en conmovedoras peregrinaciones, á los pies del sabio sucesor de San Pedro. De perdurable recordación son las fiestas de su jubileo LOS PEREGKIKOS ESPAÑOLES SALUDANDO AL PAPA sacerdotal, celebrado el 1. de Enero de 1888; las peregrinaciones francesas, que á poco produjeron un conflicto internacional, y sobre todo la reciente peregrinación obrera española, verdadero homenaje de admiración que los obreros españoles rindieron al soberano Pontífice, autor sapientísimo de un trabajo tan redentor y trascendental para la oíase obrera como la Encíclica De conditione opifficum. L