Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Todos los personajes políticos, sin distinción do partidos, colores, olores ni sabores, so sintieron abofeteados por carambola, y protestaron como musulmanes en vez de volver el otro carrillo como buenos cristianos. ¡Cuan generosos, cuan hidalgos, cuan nobles y adorabilísimos son entrambos Cuerpos Colegisladores! Su valentía y generosidad sólo es comparable á la de los malos estudiantes. A éstos, toda causa noble y patriótica les encuentra dispuestos... para faltar á clase. A aquéllos, todo motivo grande y levantado les halla apercibidos á dejar para más tarde la discusión de los presupuestos y la confección de las leyes. ¡Cuan conmovedores resultan los padres de la patria erigiéndose en padres de todo el mundo! Tal diputado asume por sí y ante si el nombre do toda la nación, y grita dirigiéndose al emperador de Marruecos la famosa frase que dijo á CoHgny Carlos IX: ¡El golpe ha sido para vos; el dolor ha sido para mí! Tal otro agarra la espada de la justicia él sólito y quiere hacerla caer sobre el culpable. -Quiten ustedes el pistón, caballeros, se atrevió á decir la voz do la razón; se Irata de un loco Y esta afirmación, que hubiera aplacado á la multitud callejera, enardeció más y más los ánimos vengadores de los señores diputados. Para ellos, ser loco no es una circunstancia atenuante. Y se comprende; no hay nada peor que las rivalidades de oficio. Declan que el Carnaval se iba. Y, en efecto, le han dado el retiro. AHÍ, entre el Ángel Caído y la Casa de fieras, se celebrará este año el Carnaval por iniciativa del conde de Eomanones, que ha tenido lástima del barrio do Salamanca, bloqueado en años anteriores duranto los cuatro días del antruejo madrileño. La inventiva del Municipio y la ayuda poderosa de las altas clases, hacen esperar que el Carnaval de Niza resulte e. ste año un niño do teta junto á las Carnestolendas de Madrid. Tendremos en primer lugar batalla de flores lucidísima y hermosa. El señor alcalde influirá con la madre Naturaleza á fin de que las lilas broten con anticipación en el Estiro y podamos tener proyectiles frescos. Se supone también que los Cuerpos Cologisladoros tomarán parto en la batalla, porque ya la han ensayado, tanto en el Congreso como en la Alta Cámara. ¿Qué otra cosa sino batalla do flores, de flores cordiales y piropos cariñosos, han sido las sesiones pa trióticas, entusiastas y protestantes dedicadas por entrambos Cuerpos á desagraviar al respetable embajador del Sherif? Diputado hubo que consiguió abrumarnos bajo el peso de sus tópicos, y senador que por sus tabarras y perogrulladas parecía querer dar una satisfacción, no al representante del Sultán, sino al embajador de los Santos Lugares comunes. Para que el Carnaval de Madrid no tenga nada que envidiar al de Venocia, habrá góndolas en el estanque, y todos los puentecillos rústicjs serán puentes de los Suspiros toda vez que la entrada en el Eetiro será de pago. Imitando al Carnaval de Niza, tendremos batallas de confcUi; sino que en vez de grajea de almidón, se dispararán granos de trigo por cuenta de ¡os señores interesados en la reforma arancelaria. El viejo Carnaval romano será imitado también con su corso y todo. ¿Qué otra cosa sino armar los carruajes en corso se propone el señor alcalde al pedir al ministro de Hicienda que levante los precintos á los coches do lujo para que puedan rodar esos días sin pagar el impuesto? Habrá baile de trajes y pavana aristocrática entre los reyes del Petiro, baile do niños en la plazuela del Doctor Benavonte, panteras con antifaz en la Casa de fieras, y el Angol Caído, por no ser menos, también se penará un capuchón y le dará broma á la serpiente. El conde de Pomanones presidirá la fiesta vestido de marqués de Pontejos y con un liiijui de autoridad. Corren vientos de fronda para todo lo que os pura y netamente madrileño. La fuente de la Puerta del Sol ya no existe. El Carnaval de Pecoletos tampoco. Y por toda satisfacción pondrán, si acaso, en el lugar donde estuvo la Cibeles, un cartel con es I o dístico: Ya no hay en Secoletos Carnaval, por traslado del dueño del local. LUIS (DIBUJOS DB C I L U A) ROYO VILLAISTOVA