Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CARTAS CHINAS DE LA OHINITA AL CHIOTTO Mi chinito Chiug- Chang- Chon: con honda pena he sabido el fute que os han metido esos perros del Japón. No ganáis ni una batalla! ¡Perdidas lleváis ya ciento! ¿Es que no tenéis aliento para aguantar la metralla? ¡El pensarlo me avergüenza! Si así fuese, Ching- Chang- Chon, renuncio á tu corazón y á los pelos de tu trenza. Bien sabes que á mí jamás me gustaron los cobardes. ¡Vuelve con gloria, aunque tardes, ó no vuelvas aquí más! Si no te hacen mandarín en premio de tu valor, no pienses más en mi amor ni en mi pie chiquirritín. Conque ¡á luchar por la China con brío y coraje! A Budha pedirá que os preste ayuda tu chinita Kenq- Kong- Kina. DEL CHINITO A LA CHINITA Chinita mía: ¡Es verdad! No hemos ganado una acción á esos perros del Japón, que nos tratan sin piedad. Pero ¡por Budha! alma mía, tenia tú de tn chinito ¿Es, por ventura, delito temer á la artillería? Ante la mucha y certera del invasor japonés, ¿cómo evitar que los pies emprendan veloz carrera? Desde que dejé á Pekín no hice otra cosa. ¡Ay, cuánto echo de menos el blando lecho de mi hermoso palanquín! Keza, implora Del gran Budha pide el socorro divino ¡No queda en el mundo un chino si él no viene en nuestra ayuda! Sin su intervención divina no acabarán los reveses, y esos perros japoneses se harán dueños de la China. ¿Que renuncie á tu hermosur y á tu pie chiquirritín si no me hacen mandarín en premio de mi bravura? ¡Ay, chinita! de tu amado ten ¡por Budha! compasión... I. MC ¡Mira que es tu Ching- Chang- Chon un chino muy desgraciado! ¡Ya no ataré más tus pies con mi trenza, amada mía! ¡Me la arrancó el otro día un maldito japonés! ¿Me querrás así pelón? ¡Ah! di que sí Ten piedad, ó hará una barbaridad tu chinito- -CMng- Chang- Okon. Por la copiUj (D I B U J O S DK M B C A C I I T S) JULIO E O M E R O GARMENDIA