Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS ÉXITOS MIEL DE LA ALCARRIA D R A M A E N T R E S A C T O S Y EN P R O S A O R I G I N A L D E D. J O S É P B L I Ü Y C O D I N A Estrenado en el teatro de la Comedia la noche del 8 de Enero do 1895 Terminó el acto primero de Miel de la Alcarria, y alzóse el telón en honor de los actores. Estábamos a l a vista de un drama salpicado de españolismos; ambientes, caracteres, forma, todo típico y con reflejos de nuestro sol. E n el corazón de la Alcarria y en un hogar tranquilo, á cubierto de los desequilibrios y vaivenes dé la vida mundana, tiene lugar la acción de la obra. El acto primero es de una exposición sobria, admirablemente cincelado de frases, donde se esboza el conflicto dramático, que luego surge á través de los dos actos siguientes, palpitante, lleno de interés. Angelita, muchacha de un carácter dulce, á quien llaman todos Miel de la Alcarria, va á casarse con Santiago, en quien cifra toda su felicidad. Sólo se espera la llegada del padre de Angela, ausente algunos años, para firmar los esponsales; pero cuando este momento se aproxima, descubre Angela, por la chismografía de algunas comadres que van á la casa, que su madre faltó á sus deberes; todos lo creen así, menos ella, que tiene inquebrantable fe en la inocencia de su madre, y guarda sus energías y sus vigores para conseguir la rehabilitación de f la que todo el mundo ha acusado injustamente, todo el mundo menos el viejo Mauricio y Lorenzo, un mozo de labranza que t ama á Angela, sufriendo en su corazón las torturas de un amor que nunca puede ser correspondido y que ella ignora. Desde este momento comienza el sacrificio de la hija en holocausto de la madre; Angela sacrifica su amor, sus más delicadas afecciones, y á través de esta peregrinación, en la que deja jirones de su alma, llega al convento donde descubre á la culpable y halla la rehabilitación completa del nombre de su madre. Angela llega al heroísmo; rompe los lazos que la unen al mundo, sonríe al contemplar á su padre; disipadas sus amarguras, y en cumplimiento de una sagrada promesa, viste el tosco sayo de religiosa y profesa en aquel convento. Este es el drama. En las fotografías que publicamos reproducimos tres pacajes de los más salientes de la obra, que corresponden al acto segundo, en el que Angelita, dispuesta á la lucha, comienza su voluntario vía crucin. Carmen Cobeña, Sofía Alverá, Emilio Mario, Cepillo, Thuillier y García Ortega, han puesto en la Miel de la Alcarria á contribución todo su talento, haciendo de la interpretación de la obra de Feliú y Oodina una verdadera filigrana. Punto y aparte. Peliú y Codina, á raíz del estreno de L x Dolores, su más preciada joya, supo recoger del público provechosa enseñanza y enderezó su ingenio á través de lo que la opinión de todos le determinaba de una manera bien elocuente: el crear la comedia española, sin filosofías escandinavas puestas muy en boga, sin problemas hondos que justifican la explicación con el argumento que tiene la obra, como dicen desgarradamente á la puerta de los teatros. Miel de la Alcarria está acuñada en el mismo troquel; ha vivido en su gestación el mismo ambiente que La Dolores. Peliú y Oodina me lo decía la otra mañana en su despacho, adonde me condujo la insaciable curiosidad del reporterismo: -Yo he querido, al escribir Miel de la Alcarria, hacer ua drama genuinamente español, con temperamentos caldeados por nuestra sangre meridional, con vida propia, con exclusión de elementos extraños. ¿Y fué u? ted á inspirarse en la Alcarria?