Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A MI MADRE MUERTA Be mi niñez todavia recuerdo el tiempo alejado; tiempo en que tú, madre mía, desvelándote el cuidado, despertabas con el día alegre y trabajadora, atenta al deber, que abruma, como ave madrugadora que despereza la pluma y canta al nacer la aurora. i Oh, qué grato era sentir tu leve y furtivo andar y más grato recibir un beso tuyo al dormir y otro beso al despertar! Eecuerdos, que el alma aviva, de la infancia candorosa, ¡cómo en visión fugitiva pasáis con alas de rosa por mi frente pensativa! Tú no dejaste de ser hermosa en la edad madura, madre; que al envejecer, ni el tiempo tuvo poder para borrar tu hermosura. Si alguna mujer pensara que lo afirmo por error, ser tú mi madre bastara para que yo te juzgara la más bella y la mejor. A