Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Su sagacidad, que está pintada en su cara, es inaudita. Entró al poder como Sixto V, sin ruido y sin anuncios previos; y una vez en lo alto, su voz resonó en el mundo entero con palabras de paz y de concordia. Sus encíclicas quedarán, y su obra será fructuosa dentro de algunos años. León X I I I no tiene amigos ni consejeros. Resuelve y determina solo, como Felipe 11, y siempre á tiempo. Los soberanos que han ido á visitarle han encontrado en él al representante de San Pedro, y Tin amo. Se parece en el aspecto á Voltaire y en lo moral al Cristo, porque vive defendiendo á los desgraciados que padecen. Todavía no ha anatematizado á los anarquistas, pero ha recordado á los gobiernos que en el mundo hay muchos desgraciados. BÉLGICA Tranquilo y reposado, de buena pasta y de carácter dulcísimo, el rey de los belgas ha venido á ser como un amigo de su pueblo. No hay vida más tranquila que la suya, ni trono menos amenazado. A este soberano se le ve en la calle, á lo Montpensier, con su paraguas debajo del brazo, parán- EL BEY LEOPOLDO dose delante de las librerías á ver si se han publicado obras nuevas. Comerciantes y transeúntes le conocen y le saludan; contesta con su bondadosa sonrisa, y aquellas barbas de Padre Eterno que se mueven al compás de la cabeza, le dan aspecto venerable á la par que simpático.