Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
805 los muebles y trajes de aquella época para no caer en la tentación de volver á hacer aquel arte, nacido sólo por las exigencias del comercio. Realizado este acto heroico, Alvarez se dedica á la pintura seria de geliero, á la religiosa y á la de Historia, firmaó do La visita de pésame, Stella Matutina y La silla de Felipe II, lienzo este último que le valió además del alto honor de ser nombrado de la Real Academia de Berlín, varias medallas de oro en las Exposiciones de París, Berlín y Madrid. Alvarez ha sido uno de los pintores contemporáneos más fecundos, y el sello personal que imprime á todas sus, obras es el de la elegancia más exquisita, por ser de los que copian el natural transfigurándolo para embellecerlo. Maestro de artistas tan eminentes como Sartorio, premiado con primera medalla en París; Cervi, muerto prematuramente para el arte; Corradini, R O- L A FLOBISTA DE FLOEENCIA sate y otros, Alvarez es uno de los artistas más instruidos que tenemos, sobre todo en las aplicaciones del Arte á la Industria, donde es verdaderamente una autoridad. De carácter franco y sencillo, es el primero que sale en defensa de la obra ajena, y cuando pone en ello su empeño, es imposible toda- discusión, porque es de los que monopolizan la palabra, dejando muy atrás al inolvidable Moreno Nieto en ver- bosidad y rapidez de expresión. Instalado ya en Madrid, el arte espera mucho de Luis Alvarez, porque su personalidad es de aquellas que pueden ejercer noberano y beneficioso influjo en los jóvenes que empiezan. Si asi sucede, Dios se lo premie y si no, Se lo demande AUGUSTO COMAS Y BLAÍÍCO