Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
802 Eealmente, los villanoioos parlamentarios con que es festejado el nacimiento del posibilismo monárqnico no pueden tener más ruidoso acompañamiento de almireces, zambombas, panderas, y latas sobre todo. Aunque ya so sabía cuál era el fin necesario de la evolución, la oportunidad de la alternativa es lo que se discute entre el público de los tendidos. -Mire usted que haber caído los posibilistas en Ultramar- ¿Pues qué quería usted, que cayeran en Gracia? También oreo yo que si el Sr. Abarzuza hubiera diferido su entrada en el ministerio para después de las vacaciones de Navidad, le cantaría otro gallo. Sí jura el cargo el 5 ó el 6 de Enero, ¿quién se hubiera atrevido á protestar? ¿No son esos los días en que se sale á esperar á los Eeyes? La tan anunciada embajada de Marruecos es esperada en próximo plazo. Como su venida coincidirá con las Navidades, no se sabe si vendrán á traer algún piquillo de la indemnización ó á cobrar el gordo de la lotería grande. El diablo carga á veces no sólo las armas, sino los bombos de la lotería, y bien podría ocurrir que nuestros deudores resultasen los agraciados si han tenido la buena ocurrencia de encargar á Cádiz algunos décimos. Claro es que cuando vienen en tal época, es que prefieren los belenes de la Plaza Mayor á los belenes de su tierra, y eso que éstos son mucho mayores. Con sus jaiques y albornoces, trayendo de la brida los caballos de costumbre y seguidos por acompañamiento de capuchones, parecerán los auténticos y legítimos Eeyes Magos. Oro no traerán, de seguro; pero mirra y, sobre todo, incienso, de esto tiene siempre de sobra la diplomacia marroquí. -Ya veis, nos dirán; aquello de la indemnización fué cosa que aceptamos demasiado de prisa. No tenemos un cuarto, ni por donde nos venga. -Eso es peor. ¿Podremos llegar á un arreglo? -Quizás (les dirá acaso el ministro de Hacienda) exhibios por ahí en local cerrado y á tambor batiente, é ingresad después á cuenta los cuartos que saquéis por ese medio. Mas no es de esperar que el gobierno español extreme las medidas de rigor y apremio con la embajada. Como presidente de ella vendrá algún personaje, quizás el príncipe tuerto. -Y á éste, ¿quién será tan tirano que le pida un ojo de la cara? Mientras se arma en el palacio de las Cortes una cuestión monumental otra cuestión de monumentos preocupa al Municipio de Madrid. Ya tenemos para la Puerta del Sol un proyecto de farola. El gigantesco Ulhoquet que va á elevarse en el sitio de la fuente ha sido ya vulgarizado en la prensa. Sólo una cosa se echa de menos. En el fuste de la columna debieran estar representadas las glorias del municipio de Madrid, como en la columna trajana se ven las hazañas del gran emperador, y en los obeliscos egipcios las conquistas de los Faraones. La Cibeles está cansada, aburridísima con los largos- preparativos de su traslado. La Academia de San Eemando se opone á él; conspicuos personajes conservadores piensan de la misma manera; el Ayuntamiento sigue, por su parte, en sus trece. Quizá lleguemos á una transacción. Acaso desenganchemos el tiro de la carroza, y mientras ésta permanece en su sitio, los leones irán á hacer compañía á los escuálidos encuartes que pululan á todas horas por la flamante plaza de Madrid. LUIS (DIBUJOS DE CILLA) EOYO VILLANOVA