Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
lUNDO 4. LA HUMANIDAD VOLANDO. LIQUIDACIÓN DEL ESPÍRITU. -POE QUÉ SE VA AL POLO NORTE. C A S O N E S D E PELO. -OTRO SUERO PARA LA DIFTERIA Según a n u n c i a u n a revista científica francesa, falta m u y poco para CLue la humanidad pueda volar, si no con la rapidez de u n a golondrina, por lo menos como u n a lechuza inensajera. Acaba de averiguarse que el peso de un cuerpo radica t a n sólo en su centro de gravedad. Éste es, según parece, el único punto de u n cuerpo sobre el cual ejerce influencia la atracción terrestre. Luego si se consigue extraer de u n cuerpo su centro de gravedad como se extrae el hueso de u n melocotón, el cuerpo dejará de ser pesado, flotará en el espacio; y si es a n i m a d o podrá trasladarse de u n punto á otro por los aires con sólo u n ligero esfuerzo producido á voluntad. Cuenta la misma revista que el descubridor de este principio tiene como adorno en su estudio de la Sue d A idin, en París, varios objetos en el aire, á los cuaDe m a n e r a que si bien el p r o b l e m a de v o l a r n o es cosa resuelta, por lo menos se h a dado u n g r a n paso y se ha conseguido u n a cosa de verdadera utilidad. Los melones de cuelga podrán tenerse j u n t o al techo sin necesidad de hilo. s P o r medio de grandes presiones y enfriamientos se h a n llegado á liquidar y solidificar gases como el oxigeno y el hidrógeno. P e r o el doctor Chiktek, de Ginebra, ha ido más allá, y se propone llegar á u n p u n t o verdaderamente asombroso, merced á u n o s aparatos de su invención, con los cuales consigue u n a presión de 8.000 atmósferas y u n a t e m p e r a t u r a de 2.000 grados bajo. cero. Con t a n poderosos elementos h a conseguido liquidar y solidificar la luz solar, reduciendo 50.000 metros cúbicos de dicha luz á u n pequeño volumen menor de u n milímetro cúbico. Imposible formarse u n a idea de los vivísimos destellos despedidos por el globulillo de luz petrificada. Baste decir que el doctor Chiktek y sus a y u d a n t e s sólo pudieron m i r a r l o á t r a v é s de u n a c h a p a de hierro de más de u n c e n t í m e t r o de espesor. El mismo sabio h a solidificado t a m b i é n la obscuridad, y h a ofrecido á sus amigos q u e antes de u n año piensa convertir en líquido toda clase de afectos del espíritu, como la ira, el amor, la alegría y otros. les ha extraído su centro de gravedad por medio de u n finísimo sacacorchos de platino. El experimento en u n hombre no se h a realizado todavía por no e n c o n t r a r quien, se preste á la suerte del sacacorchos, y por lo difícil que es el averiguar con toda exactitud la situación del centro de gravedad en u n cuerpo t a n irregular como el iJél h o m b r e y c u y o peso v a r í a de u n m o m e n t o á o t r o L a generación a c t u a l sabrá, por lo t a n t o de qué olor es la soberbia y el cariño, y h a s t a podrá p i n t a r