Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-Conradito. ¡Qué, mamá? -Así que se ponga el so la chacha te vestirá del novio de la muchacha, al que por mala persona le apodan el Poca- lacha. Se ven; sus quejas se dan, y se meten en harina, y entre tanto, ve hacer pan Conrado, que está que trina; pues por más que sale y entra, sólo se logra aburrir, y en aquel sitio no encuentra nada que le haga reir. El novio la llama infiel á la novia, que iracunda le increpa, y entonces él la da una soberbia tunda. para llevarte á Gruignol á una función de fantoches. ¡Si vieras tú qué de palos se atizan todas las noches por picaros y por malos I Di á la chacha que se vista. Te has de reir como un tonto. -Mamá, la chacha está lista. -Pues andad y volved pronto. II Salen la chacha y Conrado, cruzan la Puerta del Sol, y van á un barrio apartado en lugar de ir á Guignol. Penetran en la tahona hasta que ella sofocada y el niño de calma en pos, regresan á su morada dándose al diablo los dos. III- ¿Cuál era G- uiñol de aquéllos? -Ninguno. Iremos mañana. Por hoy ponle cuatro sellos