Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ai co f Níjat o REVISTA ILUS ANO IV MADKIB, 1. DE DICIEMBRE DE 1894 NÚM. 187 ACTUALIDADES ANTONIO RUBINSTEIN W M ÍCTIMA de u n a apoplegía, murió en Peterhoff el día 20 del pasado este eminente pianista y maestro composi (K g tor ruso. El público madrileño, y en general el público español, le conocía, pues en el año 1881 estuvo en Madrid, re S l corriendo antes y después varias i m p o r t a n t e s capitales de la península, en todas las cuales obtuvo, ruidosas ovaciones por sus obras, y más que nada, por el modo asombroso, y podríamos decir hercúleo, de ejecutarlas. P a r a E u binstein, el piano era un j u g u e t e su ejecución no ha sido superada por n i n g ú n pianista. Bubinstein nació en 1829 en u n a población de la frontera moldavo- rusa; estudió música en Moscou, y á los ocho años fué y a aplaudido en público. A los diez marchó á P a r í s donde el maestro Listz le alentó y protegió con su apoyo. Sus excursiones artísticas por Alemania, I n g l a t e r r a y Suiza, le dieron renombre europeo, dedicá. ndose luego á dar lecciones en Viena y en algunas ciudades alemanas. N o m b i a d o pianista de la duquesa Elena, encargóse de dirigir la Sociedad Musical rusa, y luego el ÍTuevo Conservatorio de San Petersburgo. Sobre infinidad de sonatas, sinfonías, overturas, tríos, romanzas y estudios p a r a piano, deja escritas las óperas siguientes: lom el Loco, La Venganza, Los Cazadores de Sibena, Nerón, El Demonio, El Papagayo, etc.