Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Á OCHO DÍAS VISTA Las reformas do sogunda ensefíanxa. -Confusión de menrij- cs. -Dfi lo qno está empedrado el nuevo plan. Institutos desarmados. -Kl coco de los niño 3. -Cosas del proj- ecto. -Hagámonos lenguas. -Cxtadros de HUtoria. La gimnasia salvadora. -El ratap án del ministro de l omento. -El problema de la mendicidad. -Recogidas ilusorias. -Enseilanza integral. El mendigo temible. -Por dónde viene la cuestión social. -El trabajo y la vagancia. -Ija de Fan Bernardlno y la de San Quintín. Medidas municipales. -Tjos pobres forasteros. -Kadíe es mendigo fuera de su i atrja. Los catedráticos, los padres de familia, todas las personas mayores en edad, saber y gobierno, lian dado su opinión respecto á las reformas de la segunda enseñanza. En cambio los interesados, los niños de diez á quince abriles (mejor dicho junios, que es e poca de exámenes) callan como muerto? devoran en silencio la Gaceta malhadada, y tales son fu- i perplejidades, que hay motivo para empapelar al ministro por el delito nefando de confusión de menores Confusos y más que confusos andan los pobres chicos deletreando á duras penas esos nombres que jamás oyeron, y de los cuales está empedrado el nuevo plan, como el infierno de buenas intenciones. -Vamos á ver, pregunta un chico; ¿tú sabes que es eso de la SocioJoijia? ¿Soclolo (jía? Aguarda un poco; debe ser el arlo de ha erse socio de algún centro masónico. Temióse al principio que los Institutos se levantan n como un solo impúbero. Mas, por fortuna, un Instituto de segunda enseñanza no es ningún instituto aunado cuyo levantamiento sea de temer. Las protestas, sin embargo, llovieron de todas las ciudades y salieron de todos los hogares tranquilos. El nombre de Groizard se repetía entre los chicos con supersticioso terror. -Niño, ¡que llamo á Groizard y se te lleva! Ante semejante amenaza, callaban los muchachos más revoltosos. En vano los espíritus serenos procuraban calmar á los padres de familia turbulentos diciéndoles con notorio buen sentido: -Créame usted á mí, la reforma es puramente enfática y fraseológica. ¿No quedan los mismos catedráticos? Pues subsistirán las mismas explicaciones. Cuestión de nombres nada más; los mismos perros con diferentes collares. ¡Eh! poco á poco; los mismos perros no, porque ya sabrá usted que ha aumentado notablemente el imperte total de la matricula. Hay en el proyecto cosas en las cuales se observa la habili ¡dad miniS terial. Tres años de latín, tres de castellano, dos de griego; con tal abundan cia de idiomas, ¿quién no se hace lenguas del proyecto y dc (su autor y cómplices? Ni faltan detalles que halagan sobremanera á la juventud. Ya no se estudiará la historia por el engorroso método cronológico, cuajado de fechas, datos, nombres y números, sino por medio de cuadros de historiografía Y digo yo que esos cuadros serán cuadros de historia que previamente se descolgarán de los museos para que sirvan de recreo, enseñanza y solaz á los jóvenes escolares. Es una reforma ilustrada con láminas. Todo ello dicen que responde á un plan de enseñanza integral. -Integral, integral, murmuraba un niño; ¿qué será eso? -Nada, hijo mío, nada, respondía el padre; y añadía luego por lo bajo: -Cosas de los íntegros; el profesorado español está minado por el iiltramontanismo. La gimnasia como asign. atura del bachillerato, salvará de muchos apuros al alumno.