Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
625 Entre su madre y su marido vivía J u a n i t a como la más feliz de las mujeres. Su madre la t r a t a b a como cuando era niña, su marido con el cariñoso respeto de cuando era novia, Y no es flojo resorte de la felicidad conyugal esto de conservar limpio y flamante el traje del primer dia de la boda, Envidiaban sus amigas á J u a n i t a vivía ésta entre regalos y mimos como á los quince años, y su misma madre, al ver de t a l modo perfecta y completa la felicidad rlfi Tna. m ta, quería al 1 afecto entra queveia en él, ón del cariño sino al eficaz o p a r a guarambos la vida, ístar del ángel a ser tampoco a satisfacción te esposo, porendo además ie por medio, 3 al volver á algar su somla percha, era bendecido por aciones, se oyeron soiolor en aquedonde jamás hab más de a Jr en mad do e llor (porc li camino n a t u r a l de todos los llantos. A las p r e g u n t a s que, llena de zozobra, la dirigió su madre, J u a n i t a respondió alargándole u n r e t r a t o de mujer, de una mujer que n o era ella, y u n autógrafo femenino que n o era el suyo. ¡Qué desgracia! ¡Dios mío! murmuró al mismo tiempo la herida esposa viendo derrumbarse aquel cielo t a n elevado, t a n puro, t a n hermosamente iluminado por el más brillante de los soles.