Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BOCETOS MILITARES ALTO EN LA MARCHA í -itf H a n pasado y a tres horas desde el toque de diana, y dos y raedia qtio lleva la columna y a de laaroha. P o r la seca carretera, ciiyo polvo se l e v a n t a formando envolvente n u b e que los uniformes m a n c h a y que reseca y fatiga las oprirnidas g a r g a n t a s y a inútiles p a r a el canto que h a s t a hace poco e n t o n a b a n j a d e a n t e s y sudando jefes y soldados m a r c h a n echando mil maldiciones al coronel que los manda, que v a en cabeza, li caballo, y que por eso se salva de la espesa y sucia nube que va naciendo á su espalda. De pronto, la carretera á u n a alameda da entrada, y al volver hacia la t r o p a n u e s t r o coronel la cara, no la distingue, que el polvo de t a l m a n e r a la tsipa. Ordena luego al c c r n e t a alto y descanso en la, marcha, y en aquel punto la n u b e en jirones se desgarra, y de su ahogada prisión las caminantes escapan, persiguiendo en la alameda el aire que les faltaba. Con el pañuelo de hierbas que del sudado ros sacan, saeúdense las guerreras, p a n t a l o n e s y polainas; prendas que, al ser sacudidas, sus propios colores m a r c a n Corren después los soldados en requisitoria de agua, y de bruces á bebería tiranse; si es que la hallan. Después, en la fresca hierba se revuelcan y solazan, sacando de las mochilas alguna que otra vitualla, que con hermoso apetito á los estómagos pasa del vinillo de las b o t a s buenamente acompañada. De p r o n t o se o y e al c o r n e t a de órdenes t o c a r llamada. iJíuevamente se sacuden con el pañuelo; lo g u a r d a n corren á la carretera, fórmanse, lista se pasa, y, sin novedad en ella, se escucha el toque de ¡marcha! y empréndela la columna en bulliciosa algazara, compuesta de mil canciones heterogéneas y g r a t a s que pronto acallará el polvo al volver á las g a r g a n t a s (DIBUJO DE F MOTA) RICARDO M O Í Í A S T E E I O