Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
596 qa no me hicieron gracia, francamente. Afirmaron en balde que yo estaba cbiflado por Kosa, la m u c h a c h a del alcalde; cuando yo, al ver á Bosa, i amas pensaba en semejante cosa, Luego, con la mujer del ¿ío Perdices me movieron u n lio, que por poco me p a r t e las narices; ¡era m u y bruto el tío! Y al serme aquella gente insoportable, renegué de la vida saludable, n r 4 t Me acuerdo que u n domingo, por estar en la cama, n o fui á misa, y la gente me puso como u n pingo, y tuve al cabo que tomarlo á risa. Dijeron que era el diablo del infierno. ¡Yo, que soy u n cristiano católico apostólico romano! IV Ustedes me dirán que soy u n loco, pero, por mil razones, no salgo de Madrid n i á tres tirones, aun cuando viva mal y viva poco. MANUEL P A S O (DIBUJOS DE HUERTAS)