Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Á OCHO DÍAS VISTA Bello país debe ser- -La verdadera exposición de Chicago. -Hay nombres signlñcativos. Escenas de allá y de aquí. -Trenes de aquí y de allá. -Obreros sacamantecas. -Extractos, conservas y otras- mojamas, ¿Qué carne debe comprimirse? -El testamento falso y el verdadero. -El autóntíco de Isabel la Católica. -El cuadro de Rosales. Cuando el rio suena- -Cosas del Congreso. -l Abajo las economías 1- -E! chocolate de los loros. -iMueran los sellos! Hablemos con franciuicía. -Los diputados echando las cartas -Una ronda de MontlUa. -Bello pais debe ser el d e A m é r i c a p a p á ¿T e g u s t a r í a i r aJlá? -Pero, ¿podría volver? Ya es cosa de alterar, en su último verso cuando menos, el famoso diálogo de Fl rde un Ma, en vista de que los tiempos, los hombres y las cosas han variado bastante desde los días de Camprodón hasta la fecha. Tanto como se habló de la Exposición de Chicago durante todo el año de 1893, y ahora resulta que no hubo entonces tal Exposición, ni ese es el camino (señalando al Océano Atlántico) No; porque la verdadera exposición para Chicago ha sido hace poco, con motivo de la huelga monstruo recientemente habida en la famosa ciudad norteamericana. ¡Chicago! ¿No resulta éste un nombre simbólico, expresivo y significativo si los hay, del terror burgués de allende los mares? El telégrafo no exagera, no aumenta, porque cuesta mucho aumentar por el cable y el telégrafo; nos ha dicho que en aquella famosa y comercial ciudad se han desarrollado escenas tales, que no las hay peores ni en las obras dramáticas que acostumbran á ponerse (como se pone el sol) en los teatros de por acá. ¿No sabe usted qué pasa? nos decían días pasados. -No; ¿qué ocurre? -Una huelga monstruo en los Obreros Unidos, digo, en los Estados Unidos. Los trabajadores han querido pescar á la burguesía nada menos que con la red de ferrocarriles, y, en efecto, por allá no marcha un tren, ni medio. 0 h placer! ¡quién pudiese veranear en Chicago ó en su provincia! -Pero ¿sabe usted la trascendencia que tiene la paralización ferrocarrilera del Norte de América? -iV- asted sabe la gravedad que tiene el movimiento de los ferrocarriles en España? 1 efecti nmente; yo, entre la huelga de Chicago y el descarrilamiento de Lezama, opto porque no haya subvención para los ferrocarriles. Pone los pelo. -de punta escuchar el relato de los horrores y desastres de que Chicago ha sido víctima. AHÍ hay grana fábricas de manteca. Pues los huelguistas han jugado á los fabricantes la tostada de prohibir el paso á las primeras materias de la fabricación. Calcule el pío lector cual habrá sido la magnitud de esa huelga, en la cual cada obrero ha sido un sacamantecas furibundo. Allí hay fábricas de conservas. Pues ha habido que cerrarlas todas, incluso el gobierno civil, que viene á ser una fábrica de conservar público. El extracto de carne Liebig, el ahumado de parné de búfalo, y otras mojamas de Chicago, han sufrido la consiguiente paralización. qué comprimir carne de reY se comprende; ¿para