Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
3 a Jf f S í i ASESINATO DE M. SADI OARNOT UN LYON, LA NOCHE DEL 2 4 DE JUNIO ÚLTIMO DAJí Casimiro Perier, elegido Presidente de la República Francesa, y del cual damos un fiel retrato en la primera plana, es hombre de cuarenta y seis años, mediana estatura, recia complexión y aspecto militar. Las simpatías con que Europa entera ha recibido el nombramiento, demuestran el acierto de la Asamblea ííacional, que le elevó por gran níayoria de votos á la primera magistratura de la nación. Si el epíteto cuadrase bien en un país republicano, podríamos llamarle Casimiro Perier I I I su abuelo fué ministro con Luis Felipe; su padre, con M. Thiers. Dueño de cuantiosa fortuna; práctico en las lides del mundo, hombre de acción más que hombre de palabra, y apartado por igual de las exageraciones radicales y socialistas como de los fanatismos reaccionarios, jiízgasele como sucesor dignísimo de Sadi Carnot. En diversas ocasiones había manifestado éste su predilección especial por Perier entre todos los candidatos que aspiraban á la Presidencia para Diciembre próximo, época en que terminaba legalmente el mandato de M. Carnot. El puñal de un asesino se encargó de adelantar la fecha de la elección presidencial. Ofrecemos también á nuestros lectores la trágica escena del asesinato, remitida, como todos los demás grabados que ilustran esta sección, por nuestro corresponsal especial en Lyon y París. La confusión producida en los primeros momentos, el desmayo mortal del Presidente, la natural solicitud de sus acompañantes acercándose á socorrer al herido, la tentativa de fuga del criminal y la indignación justísima del pueblo, todo ello se representa perfectamente en el grabado. Sabido es que la herida fué mortal de necesidad. El criminal, echando todo su cuerpo sobre el arma, partió con ella el hígado y una i vena importante; el Presi- JEEÓXIMO SANTO CASEKIO, ASESINO DE M. CAENOT EL PUÑAL