Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
411 y le afelpaba las mejillas, relampagueaban los ojos, negros también y de expresión picaresca; tenia la nariz graciosamente remangada, la boca fresca, guarnecida de menudos y blanquísimos dientes, alto el seno, y todo el cuerpo garboso y flexible. Envolvíalo en amplio mantón bordado de Manila, en el que resaltaban sobre fondo negro hojas verdes, flores rojas y pájaros amarillos. Me saludó la gitanilla, sentóse á mi lado, y dijo á Chorro ejurno: -Tío, ¿qué hay que jazé pa que er lipendi (1) afloje una jara. (2) -Miá, chiquiya, le contestó él, que ezte cabayero, manque le veaz la cara abizcochá y laz barbaz como la arena del Darro, no ez dengún inglez, zino caztellano, y chanela (3) má que un debe (4) Conque- cántale unaz coplitaz, que zu mercé no zerá chivato (5) pa que oiga lo güéno que hay en er mundo. María del Carmen templó la guitarra y rasgueó las malaguefias; Chorro e jumo la acompañó con las palmas, y ella, después de un prolongado jipío, cantó: Quiero vivir en Granada, porque me gusta el oir la campana de la Vela cuando me voy é, dormir. Tole! ¡Jóle! exclamó el príncipe de los gitanos. i Ya ozté ve: de envidia zan cayao jazta loz pajariyoz! ¡Allá va la otra! dijo ella. Vamonos al Avellano (6) á bebé el agua fresquita, porque dicen que allí hay la flor de la oanelita. ¡Tú zi que erez canelita, armendra agarrapiñá y armiba e laz comendaoraz e Zantiago (7) prorrampió el tío, jaleando á la sobrina. -Venga la líltima. Y María del Carmen cantó para despedida- zi c jpia, extreiuanuc l s inflexiones y las gorjeos: Darro tiene prometido el casarse con Genil, y le han de dar en dote Plaza Xueva y Zacatín (8) -i Viva zu mare! gritó Chorro e jumo. Y ahora mérqueme zu mercé mi retrato y er de Carmelic por lo que zea zu volunta. Compré los dos retratos, y tío y sobrina quedaron agradecidos; despedíme de ellos y bajé la cuesta que conduce á la paerta de las Granadas; de vez en cuando miraba para atrás, y descubría entre los bosquecillos el maltratado catite de Chorro e jumo, del príncipe de los gitanos, el cual vaga perpetuamente como una sombra por los jardines que rodean el solitario y maravilloso palacio de los árabes. JOSÉ DE V E L I L L A (DIBUJOS DK GARCÍA RAMOS) (1 Bobalicón. (2) Onza de oro. (S) Sabe, entiende. (4) Un ángel. un dios. (6) Roñoso, raiserabl 6. (6) Fuente del Avellano. (7) Convento de monjas, famoso en Granada por sus dulces y almibares. (8) Alude al peligro de las inundaciones del Darro, el cual pasa por aquellos sitios antes de juntarse con el Genil. El Darro está boy cubierto con bóveda de piedra, menos en la Carrera de su nombre. CHOQUE Y DESCAERILAMIENTO, POE FILIBERT