Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL ENTIERRO DE VILLERGAS (FOTOGEAFÍA. BEMITIDA I OB Bh DISTINGUIDO AFICIONADO ZA IOBA 0 DON BXKICJUE CALAMITA) Como nota interesante de información giífica, presentamos á nuestros lectores una fotografía instantánea tomada en el cementerio de Zamora el día 9 del corriente, en el acto de dar tierra sagrada al cuerpo del ilustre escritor satírico D. Juan Martínez Villergas. Ko revift ó el acto, ciertamente, la pompa ni el aparato con que cftas fúnebres ceremonias se rodean en Madrid cuando se tiata de un muerto ilustre. Ni largo séquito de escritores y srtistas, ni espeso montón de coronas, ni gentío inmenso en las calles del tránsito. Cuatro amigos del sima que cumplen un deber de amistad y una obra de misericordia, un cementerio obscuro que recibe los restos mortales, y un responso que cae sobre la tumba abierta; tal fué el entierro del famoso periodista. De las notis necrológicas que, acompañando á la fotografía adjunta, nos remite el distinguido escritor zamorano Sr. Alvarez Martínez, entresacamos los datos siguientes: Martínez Villergas trabajaba actualmente en su poema crítico- bujleseo que pensaba titular Pateta, y en que ridiculizaba los vicios y defectos dominantes en la política y en la literatura de este figlo. Kn la madrugada del 8 del corriente, y después de un violento ataque de disnea, dejó de existir el infortunado escritor t n brazos de su esposa y de sus hijos. Expuesto su cadáver en la sala baja de la caía mortucria, convenida en capilla ardiente, fué cubierto de rosas naturales y de coronas ofrecidas por los amigos del finado y por los dos Círculos de la ciudad. Los funerales celebrados en la iglesia de San Salvador de la Vid estuvieron concurridíñmos, así como la conducción del cadáver al cementerio. El ayuntamiento de Zamora, honrando la memoria del famoso escritor que vivió y falleció en la ciudad, acordó en sesión del 16 del actual, y por unanimidad perfecta de votos, dar el nombre de Martínez Villergas á la calle de San Pablo, en que se- halla la casa propiedad Hel finado, colocando en la fachada principal de la misma una lápida conmemorativa. Descanse en paz el ilustre escritor.