Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A OCHO DÍAS VISTA La uueva táctica del anarquismo. -Ijas tabarras de la policía írancesa. Untcrradores) policiacos. Traducción írancesa de Los madg ¡jares. J- Í venganza anarquista: microbios domesticados. -151 anarquismo en el Sena. -Epidemias contratadas. Anarquismo sin humo. -Trabajos por administración. -Nuevos medios represivos. En brazos de la Medicina. -Un poeta que se va y otro que viene. -La muerte do -Las lloras de luz de Luis Ram de Viu. E l anarquismo, segÚQ parece, va á cambiar de táctica. Los antiguos resortes están gastados, la humanidad se ha Jecho á las bombas, y, en materia de ruidos, cada nueva explosión no es á nuestros oídos sino un portazo m á s A esto hay que añadir que la policía francesa se ha propuesto acabar con los anarquistas por medio de las tabarras perdurables y de las latas perpetuas; sistema parecido al que se emplea en las plazas de toros con las reses que no quieren morir. Capotazos de un lado, capotazos de otro, pinchazos con la muleta, golpes desde el callejón, hasta que el toro se aburre y cae, dándose por vencido. E a París cada anarquista tiene dos ó tres enterradores policiacos exclusivamente para su uso particular. Agarrados continuamente á sus faldones, los agentes pasean con él, comen con él, y no duermen con él porque el pobre anarquista no puede ni pegar los párpados. E s t e sistema de vigilancia, tomado, á no dudar, de Los madgyareSj está produciendo tan excelentes resultados, que ya hay media docena de anarquistas en la casa de locos, y se espera que en breve les harán compañía los restantes. E l anarquismo, para evitar estas persecuciones, vengarse de ellas y mejorar en tercio y quinto su empresa destructora, ha pensado valerse de los microbios, y al efecto, lleva viento en popa sus trabajos de domesticación. E l tifus, el cólera, la fiebre amarilla, el vómito negro y demás enfermedades de colores, van á ponerse al servicio de los enemigos del orden social. Como pquel personaje de Thermidor que se iba al Sena y arrojaba á los peces los procesos del tribunal revolucionario, convertidos en bolitas de papel, así los anarquistas de hoy en día se irán también al Sena, y so pretexto de echar pan á los peces, llenarán el río de microbios destructores. E l actual cólera de Lisboa no sabemos si trabaja por su cuenta ó está contratado por el anarquismo parisién. Creo esto último, y creo también que del éxito que obtenga depende que sean ó no escrituradas para las demás naciones otras epidemias no menos apreciables. E l dengue vendrá á España, el tifus á los departamentos franceses, el hambre á Rusia, etc. etc. y todos ellos saldrán para sus respectivos destinos en cuanto firmen las contratas en la oficina central de P a r í s Al anarquismo ruidoso que y a conocíamos va á sustituir el anarquismo sin humo. Lo mismo sucedió con la pólvora; la senda del progreso es igual para todos. Si los trabajos por contrata no dan r e sultado, el anarquismo hará sus obras por administración.