Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ÍC VO ANO IV MADEID, 12 DE MAYO DE 189 é NUM. 158 ¡EH! ¡AL SANTO 8 el grito que se oye en Madrid por mañanas y tardes á los conductores de ómnibus y otros desvencijados vehículos, y de los tranvías que, arrancando de la Plaza Mayor, siguen la línea de Leganés. Comienza la clásica romería madrileña el 16 de Mayo, y suele durar hasta el 31; porque las lluvias y los vientos, tan frecuentes en la segunda quincena del mes de las flores, á lo menos en esta tierra de Castilla, tan escueta y desamparada, obliga á prorrogar los ocho días de feria, ó lo que sea, para que los vendedores é industriales reporten alguna ganancia en compensación de los gastos que les ocasionan sus instalaciones. Bajando por la rápida pendiente de la calle de Toledo, dejando atrás la puerta y el puente del mismo nombre, y á la derecha y á orillas del Manzanares los tendederos donde se secan las ropas de uso interno de los vecinos de Madrid, y tomando el camino bajo de San Isidro, también á la derecha, según se sale del puente, se desemboca en la Pradera, que forma un triángulo, limitado su lado mayor por el río y teniendo el vértice en los ribazos en que está edificada la ermita del bienaventurado labrador, en los terrenos que cultivaba Iván de Vargas, de quien era mozo de labranza el bendito Isidro allá por los años de 1140, poco más ó menos, y donde, puesto el Santo en oración, bajaba un ángel á recoger la aguijada y á guiar los perezosos bueyes.