Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A OCHO DÍAS VISTA Un proyecto del Circulo de Bellas Artes. -Lo que le lalta á Telázquez para ser estatuable. TMS Lanzas, Las Fraguas de Vulcano, Los Borrachos, Las Meninas y otras aleluyas por el estilo. -Velázquez y la gente política. El pintor de los bufones y de los enanos. as Hilanderas de la felicidad nacional. -Telázquez en los estancos. Un poco de filatelia. -El veto del Gobierno. -Los sellos y el Fisco, Aqui te quiero, estafeta! -Sellos futuros. -El Tesoro español puede arreglarse con papel de goma. -Novísima variedad en los sellos de comunicaciones. Posteridad engomada. -La Bendición de Breda y las bazañas políticas contemporáneas. El Círculo de Bellas Artes proyecta erigir una estatua á Velázquez, y, como es natural, tropieza con dificultades para realizar tan noble empresa. Fuera Velázquez político y no artista, pinturero en vez de pintor, coetáneo nuestro en vez de glorioso antepasado, y baratero de Cortes en lugar de- pintor r cortesano, y otro pedestal le cantara. J ileji El entusiasmo español es miope. Únicamente lo que pasa ante nuestros EÍ 4 M ojos, y únicamente mientras pasa, solicita toda nuestra atención. ¿Qué es la obra pictórica de Velázquez junto á la destitución del gobernador de Valencia? Las gloi- ias de Sicilia y de Mallorca, junto á Beatriz ¿qué son? humo y ceniza. Y donde pongo Beatriz ponga el lector el nombre del político contemporáneo que más le agrade. ¡El cuadro de Las Lanzas! ¡Valiente cosa! Aquí, donde cada cual tira por su lado, más que el cuadro de Las Lanzas, se necesita el cuadro de las limoneras. Las Fraguas de Vulcano! Tanto vale nombrarlas como macbacar en hierro frío. ¡Los Borrachos! ¡A la prevención con ellos! ¡Las Meninas! ¡Bah! ífo han de mezclarse en niñerías hombres de pelo en pecho. Para asegurar el éxito entre la gente política (única capaz de conseguir subvenciones y otorgar créditos) no les queda otro remedio á los socios del Círculo de Bellas Artes que visitar el salón de conferencias, y in sacar á colación las inmortales obras arriba nombradas, decir á negros como á blancos, á rojos como á verdes y azules: -Aquí, donde tanto por- í se derrocha y donde á tanto pigmeo se le ve extender, crecer, tocar la nubes. ¿no habrá un poco de cariño para el pintor de los bufones y de los enanos? Y acaso con este argumento, y quizás en recuerdo de las famosas Hilanderas de la Eeal fábrica de Tapices, consientan en hacer algo estas otras hilanderas de la felicidad nacional. Mas el Círculo de Bellas Artes quiere hacer la estatua por su cuenía, y con objeto de recaudar lo necesario ha tenido una idea felicísima. Consiste en pedir al Estado que por breves días ponga á la venta en los estancos una nueva serie de sellos de comunicaciones dedicados á la memoria de Velázquez y obligatorios para todo el franqueo de dichos días. El afán de los coleccionadores hará subir la venta de sellos en proporción suficiente para costear los gastos de la proyectada estatua. Así hizo Portugal cuando el centenario de Enrique el Navegante, así hicieron los Estados Unidos cuando el centenario de Colón, y así trató de hacer una empresa cuando la cuestión de Melilla por medio de un sello especial del ejército expedicionario. Ignoro si el Círculo, animado con estos ejemplos, se habrá formado idea exagerada del entusiasmo fila- i W é d