Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
232 De la infancia con pretensiones se pasa á la vejez con todos sus achaques; de la cbichonera al gorro de punto, de los andadores á las muletas, de los niños de la bola á los Padre- Eternos. Antes de mucho, España tendrá que imitar á Diógenes el Cínico y salir por ahí á buscar hombres hechos y derechos. Como no tenga que tomar otra determinación más práctica que también tomó el filósofo. Meterse en un tonel, en un tonel que haya tenido buen vino español, y decir á los Alejan iros que vengan á ofrecerse: -Quitaos de ahí, que me tapáis el sol. Sol de Andalucía y vino español, ¿no es esto lo único positivo? Con motivo de unas pacíficas y elevadas declaraciones del rey de Dinamarca, está sobre el tapete la importante cuestión del desarme europeo. El sostenimiento de los ejércitos cuesta un dineral á las naciones; los pueblos más ricos empiezan á escupirse al hierro la paz armada es una tontería por esencia, presencia y potencia de primer orden. Esto lo reconocen lo mismo Francia que Alemania, igual Kusia que Italia; pero ¿quién arroja la pri w mera piedra? es decir, ¿quién echa á la basura el primer cañón? Es la eterna fábula de los ratones. j Vi i- U i í í X I Todos convienen en que para salvarse del gato no hay -4- J r Mr S JÚ nada mejor que colgarle un cascabel; pero ¿quién pone el cascabel al gato? Tonta sería la nación que en las actuales circunstancias licenciase su ejército, fundiera sus cañones, almacenara sus fusiles y desacorazase sus escuadras. Probablemente los vecinos darían buena cuenta del incauto, como dicen en las novelas, todo es preferible á esta horrorosa incertidumbre O nos pegamos de una vez, y salga el sol por los Balkanes, ó cada cual se mete en su casa sin amenazar la del vecino y todos nos dedicamos á las labores propias del sexo de cada cual. El armamento exige gastos, los gastos piden empréstitos Ergo los reyesde Europa no serán al fin y al cabo Guillermo tantos ni Al ejandro cuántos, sino Rostchild y Krupp hermanos. Hay, sin embargo, temas de mala sombra. V 3 Aquí surgió lo de Melilla apenas empezó á hablarse del presupuesto de la paz. Es fácil que en Europa, en cuanto se iniciase el desarme, surgiese la guerra por un quítate allá esos machetes. Por eso el desarme tiene que ser instantáneo y á la vez en todas las naciones, con regularidad matemática y perfecta disciplina militar. Fórmense todas, alinéense, descansen armas, y á una voz: ¡Arrojenl... jarrr! tiren al suelo sus medios de combate. Pero aun así tiene que haber preferencias. Porque, vamos á ver, ¿quién da la voz de mando? LUIS ROYO VILLANOVA (DIBUJOS DB CILLA)