Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
15? Megalópolis; BU Terdadero nombre era Modesto Sáinz, y siirtia de pelotas á todos los frontones del Asia pétrea, Asia férrea, Asía, feliz y Asia desgraeiada. nacieron Espartaco, el general Espartero y el coleta El Espartero. Amilear Barca introdujo en España buen número de barcas con alcohol amílico, burlando las leyes de Sanidad. Los hebreos fueron llamados así por el gran consumo que hacían de tabaco de hebra. El Parnaso ó fábrica de parnés era lo que hoy llamamos Casa de la Moneda. En la Erigía hacía un frió horrible. Su capital, Ninive, siempre cubierta de nieve. Los habitantes se vieron obligados á emigrar á la Caldea, país mucho más caldeado por el sol. También fué abandonado Tebas, por las continuas plagas de tábanos. Epaminondas puso en Mantinea una fábrica de mantas, para que sus colegas se preservaran de las picaduras. Tiro, población eminentemente militar, á la par que pecuaria. Allí estaba la Escuela central de tiro, con su hermoso Gampo de tiro. Hasta nuestros días ha llegado la fama de los caballos y muías de tiro. Todo el que echaba coche no tenía más remedio que ir á Tiro á comprar ganado. Las casas de comidas se llamaban Comicios, citándose como mejores las de Brindis, explotadas por Mecenas y el filósofo Zenón. Se comía en gabinete particular y en la gran mesa redonda ó Mesopotamia. Cuenta Xenofonte que para cada plato había un cocinero especial. Léntnlo se dedicaba tan sólo á las lentejas, lia, hermosa Judit á las judias, Sesostris á los sesos y croquetas. Ovidio á los huevos. Fidias á la sopa de fideos. Filé á los filetes en general. Apio Claudio al buey asado con ensalada de apio ó Bne j Apis. Ilespérides á los espárragos. Y asi con los demás platos. Catón era el cocinero mayor, encargado de catar todos los guisos antes de servirlos al público Cambises tenía una casa de cambio en Platea. Darío no tenía nada suyo; á fuerza de darlo todo se quedó pobre. Los pelasgos 6 pelagatos eran unos pobres miserables. Mucho más lo fueron los lacedemonios, condenados á no tener otro alimento que los demonios que cazaban con lano. Otro d a continuaremos en las sutilezas de los tiempos re- fiAMEORRMA KX CASA DIC PELOPIDA Pav- sanias era un calmoso insoportable, tan pausado en todas sus cosas, que llegó á echarle la pata á Léntulo, al cual se le paseaba el alma por el cuerpo. Sófocles era muy vergonzoso; esto y su obscuridad le hacían sofocarse por la cosa más tonta. Hipócrates era una mala persona: receloso, solapado é hipócrita en grado sumo. Ciro tomó este nombre por la abundancia de cera que le destilaban los oídos. Tan gran secreción le produjo la muerte por desgaste. Jerjes faé un gran electricista. A él se deben las pilas íí r? í) -eléctricas, termo- pilas ó ttrmój ilas. Timbran se apoderó de Pérgamo i, viva fuerza. Los habitan- tes de esta población, todos fabricantes de pergaminos, se habí m negado á pagar los derechos de timbre móvil. Callistrato fué el primer enllista que se estableció en la isla de Lesbos. Epicvro curaba enfermeda des de la piel, como lo indica l. T partícula Epi y la terminación de su apodo. Pitón, hijo de Pitágoras y de la Pitonisa, daba lecciones de toreo en Delfos. Fué el piimero en emplear la media luna, y, como recompensa, se le concedió la Media. Leinidas andaba por el mundo enseñando cinco magníficos leones amaestrados y otros tantos tigres pescados en el Tigris. FEAGJIENTO DK BAJO Rr, LIK -E EEPRESESTANDO U S A CACERÍA DE DEMOXIOf; A LAZO POK LOS LACEDEMONIOS Tesalénica, hermana de motos, Ó sean los tiempos de Bemo y Sómfíilo, que, aunque reCleopatra, cansada de discurrir cosas estrambóticaF, se le ocumolones para todo, inventaron el remo, base de la navegación ri ió abrir BUS salones y dar un te á los amigos. fluvial. Esparta solo produjo esparto y esteras de cordelillo. Allí MBLIT. ÓN GONZÁLEZ