Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
131 LavapieSiPodia, tratándose de la tonadilla, decir lo que Ciyo Mario y el general Lefévre: ¡To soy un antepasado! Pero, desgraciadamente, lo repito, se ha llevado á la tumba el tesoro que pudo haber legado á la cultura patria. Queda el otro, el de su música; quedan setenta zarzuelas grandes y chicas que encierran en sus páginas la fisonomia y el carácter del pueblo español. En un curiosísimo folleto que publicó hace años con el titulo LAS CASTAÑUELAS, síwáio jocoso dedicado á todos las boleros y danzantes, por uno de tantos, escribia: En tratándose de los bailes populares españoles, no me puedo contener, porque si no nací para bailarlos, nací seguramente para que me los bailen y para entusiasmarme con ellos, á la manera de Bretón de los Herreros, cuando decia: Denme el brioso Bolero, y la Jota de Aragón y el Fandango saleroso, y el Polo jaleador. Y aunque sirva de sarao la cocina de nn mesón, y mas qne cuelguen candiles y el espejo sea un perol. Y haga Juana una cabriola, y mas que sea una coz; y sepamos si esa liga es verde ó de qué color. Esto será de mal gusto y vulgar, y ¿qué sé yo? Pero es fnita de mi tierra, y yo soy muy español. KX i. A ci; KS r. DI- T. A VEGA Ahí está la estética musical de Barbieri, ahí están sus pretensiones, su credo artístico; ahí está la misión que se impuso y llevó á término, para gloria del arte nacional. Barbieri no está solo en su tumba. Sufinha sido el de la primitiva zarzuela. Escríbase, pues, en la lápida; Hicjacent, que ella yace también allí abrazada al maestro y regando con lágrimas el cuerpo inanimado de su inmortal mantenedor! AMONIO PENA Y GOÑI. (Fotografías de nuestro redactor artístico Sr. La oro. j UN A ü T O G E Á F O DE B A E B I B R I PINAIí DE LA ZARZUELA PAN Y TOROS KBPE 0 DU 3I D 0 DEL BORRADOR ORIGINAL