Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CALANDRIA, EL TRISTE Y EL FLEMONES xovirxi HíOíí nií T, A ÚLTIMA CLASK CAIÍANDRIA. FLEMONES. TRISTE. CAL. FLEM. CAL. TRISTE. PLBM. TRISTE. A otro que tú, si le sueltan u n morueho de esa alzada, no lo cuenta, ¡Me parece! ¡Ydilo! P e r o t ú gracias á t u sangre fría ¡Eso! Y á que, no es por alabanza, pero te h a n sah o los dientes. como quien dice, en la plaza ¿Digo u n a cosa por otra? Dices la verdaz exazta. Y t a n t o que me h a n salió; que, por mi cuenta, me faltan tres de arriba y dos d e abajo del topetazo. Mañana temprano hace la limpieza el conserje, y si los halla no se h a de quedar con ellos; te los dará, y Santas Pascuas. ¿Y la diznidá? (CM graVEáaii- E n SU sitio; Y piiés levantar ia íí- donde la levante otro. (Coa rabia. ¡Maldita sea mi estampa! (Conteniéndole. N o seas melón. ¿Yo melón? L o que soy es calabaza; que m e he dejado engañar lo mismo que u n a calandria. CAL. FLIÍJI. FLEM. (Coumisterio. ¿Vosotros sois mis amigos? Hombre, ¿ties desconfianza? Pues ha pasao lo siguiente, y que de los tres no salga: yo estoy casao por delante de la iglesia; no e jaztancia Me parece que exageras. Y mi mujer, que es cristiana, trabajaría mantenerme como un salvaje. Salvaja quedrás decir. E s lo mismo para el caso. Ella es muy guapa; CAL. FLEM. FLÉM. tjA L. FLEM. CAL. FLEM. yo, fitr pcrquS es tTaslante, pero si se me compara jt