Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Montado en un borriquillo, y fatigado bajo el peso de un enorme arado, salía del cortijo un labrador. -Compadre, le dijo un amigo, ¿me vasté á premitir que le jaga una preguntiya? -Osté dirá. ¿Pa qué Ee fatiga osté en echaree la carga al hombro? ¿Y no lo adivina osté, compadro? Pues para no cansar á la borrica.