Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
R E V I S T A ILUS TRADA 7 ANO in MADRID, 30 DE D I C I E M B R E DE 1893 NÜM. 139 ESCENAS MARROQUÍES EL ¡RECITADOR (CL; AÍ KO DE DOK RICARDO I) K MÁDRAZO) B i f i S un artista popular, un orador de feria, algo así como un trovador sin guzla ni forma poética M S A semejanza de aquellos rapsodas que perpetuaron por la tradición los poemas de Homero en toB- -1 1 dos los lagares de Grecia, los recitadores moros perpetúan las enseñanzas del Koran, los episodios de la vida de Mahoma, los cuentos, las leyendas y las fábulas orientales mejor que los volúmenes eternamente empolvados en las bibliotecas y las inscripciones arábigas que cubren los paramentos y platabandas de laa mezquitas. El recitador encuentra su público en ios mercados marroquíes, en las ferias, en las plazas públicas de Mequinez, de Rabat ó de Fez; á veces capitanea á la turba de deudos y amigos que conducen un cadáver querido al camposanto; y allí, rodeado de aquel público bien dispuesto que sentado ó en cuclillas le escu cha, hace la oración fúnebre del difunto, narra sus bellas acciones, encarece sus méritos y pinta con vivos colores las delicias de los siete cielos reservadas por Mahoma á los justos, mientras el sol que cae ilumina éS