Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AL VIENTO Cnaudo era niño, con pavor te oía en las puertas gemir de mi aposento; doloroso y tristísimo lamento de misteriosos seres te creía. liando era joven, tn rumor decía frases que adivinó mi pensaíiiiento; y cruzando después el campamento, Patria tu ronca voz me repetía. LA VEJEZ Mienten los que nos dicen que la vida es la copa dorada y engañosa, que si de dulce néctar se rebosa, ponzoña de dolor guarda escondida. Que es en la juventud senda florida, y, en la vejez, pendiente, que escabrosa va recorriendo el alma, congojosa, sin fe, sin esperanza y desvalida. ¡Mienten! Si á la virtud sus homenajes el corazón rindió, con sus querellas no contesta del tiempo á los ultrajes; que tiene la vejez horas tan bellas como tiene la tarde sus celajes, como tiene la noche sus estrellas. Hoy te siento azotando, en las obscuras noches, de mi prisión las fuertes rejas; pero hanme dicho ya mis desventuras que eres viento, no más, cuando te quejas: eres viento si ruges ó murmuras, y viento cuando pasas y te alejas. EL GENERAL E I V A PALACIO (D I B U J O S DE T MARTIN)