Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA ÚLTIMA D I P, U J o Ts S! r. 3 í í í 4 f- En la mañana del 29 del pasado una amplia tienda se alzaba en la llanura del campo de instrucción. A juzgar por tan modestos preparativos, la entrevista preparada era una de tantas como se han celebrado entre los bajaes del campo y las autoridades españolas. Sin embargo, la alcurnia de los conferenciantes daba importancia extraordinaria al nuevo parlamento. De allá, el propio hermano del Snltán, el descendiente del Profeta, el principe inviolable y sagrado, ante cuya presencia las kabilas se inclinaron con respeto y depusieron las armas con terror. De aquí, el general Martínez Campos, uñ príncipe de la milicia, el primer soldado de la nación, vencedor en cien combates. Eran las diez de la mañana cuando apareció por la altura de Guarreras Muley Áraaf con lucida escolta de caballos. Delante el bajá con ocho askaris; luego el principe rodeado también por la infantería y montando un caballo blanco; después los mcgaznia (criados) la escolta y el santón montado en una muía. A los pocos momentos vióse asomar por el campo, á todo galopar de los caballos, al general Martínez Campos y su Estado Mayor. Tal es el momento elegido por nuestro compañero Sr. Huertas para la composición del hermoso dibujo que damos á conocer á