Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
815 -I Hijos míos, para que la vanguardia recoja la victoria, es necesario que nosotros nos arrojemos en brazos de la muerte! Entonces sintió Juan en su pecho todo el calor de su raza; no la débil angustia de la desesperación, sino una viril y fiera alegría que le hizo, llevando tras de sí á sus oamaradas, lanzarse el primero, saltar el encrestado borde de una trin- v: chera, y allí llamar á la muerte con todas las energías de su alma; y allí, en efecto, murió cumpliendo con el más noble y más vehemente deseo que había sentido en su vida. Cuéntase que entonces la astucia del diablo, representando á franceses, ingleses, italianos, rusos y chinos, y Mahoma personificando el fanatismo, fuéronse á los mismos infiernos mordiendo con rabia el desengaño por el cual se apreno. e que la raza española se rehace y revive por su amor a l a muerte. JOSÉ Z A H O N E R O (DIBUJUS D ¡MKNDEZ B a i N Ü A)