Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
802 causado tanta impresión en el campo rifeño como en los campamentos españoles, ya onc al encontrarse nuestros enemigos débiles y acobardados ante la construcción del J uerte de Sidi- Guariax, nos dan ganado un combate sin disparar un solo tiro. La historia de Martínez Campos es la historia de la Espaíía contemporánea. Autor principal del movimiento de Sagunto, restableció en España la dinastía de los Borbonestomó á Seo de Urge! dando al carlismo un golpe de muerte, y pacificada España corrió á Cuba, cuya sangrienta y espantosa guerra terminó con la paz del Zanjón. Vuelto á Españn, su figura ha ido unida á todos los movimientos políticos de la nación, y su prestigio militar le colocaba á altura considerable en la política y en el ejército. Amenazada la patria, fijó ésta sus ojos en su primer soldado, y éste mostró ser digno del llamamiento hacicLdo como un recluta el viaje penosísimo de Barcelona á Madrid, de Madrid á Málaga, de Málaga á Melilla, donde per todo descanso revistó á caballo las tropas y pidió una tienda para- compartir con los soldados las fatigas y penalidades del campamento. El general Piimo de Kivera fué uno de los principales caudillos de la guerra civil pasada. A las órdenes del infortunado marqués del Duero hizo la mayor parte de la cam- pañi y fué herido de mucha gravedad en uno de aquellos GEXERAT, PPJMO DT r. I Tír. A formidables ataques de nuestras tropas contra las trincheras í arlistas de San Pedro Abanto. Restablecido de su herida, tuvo la gloria de ser el primero que entró en Estella, corte de D. Carlos y foco el más temib e del carlismo. Terminada la guerra, sustituyó al difunto general Morlones en el mando superior de Filipinas, y posteriormente ejerció los cargos de director general de Infantería, ministro interino de la Guerra y capitán general de Castilla la Nueva. Eii la actualidad ocupa un puesto en la Alta Cámara como senador vitalicio. El general Chinchilla, jefe del segundo cuerpo de ejército, tiene brillante historia militar é intachable hoja de servicios. Peleó en Madridal ladode O Donnelleri la sublevación del 56, fué á Cuba el 57 como ayudante del general Serrano, é hizo la campaña del 60 en la isla de Santo Domingo. Herido gravemente en la acción de Pierrecita, ascendió á brigadier; en Sj. n Pedro Abanto obtuvo el inmediato ascenso, y fué nombrado teniente general en 1881. Ha sido director general de la Guardia civil, ministro de la Guerra y capitán general de Cuba. Al ir á Melilla no ha abandonado su cargo de comandante en jefe del segundo cuerpo de ejército, correspondiente á la región andaluza. Luis KL OHNKUAL CILINX HIl. LA BERMEJO