Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICA ILUSTRADA DE LA GUERRA (D I B U J O DK OROS) CAÑONEO DJSL CAMPO MOKO EN LA NOCHE DEL 14 DE NOVIEMBRE Nunca ha sido tan certero, tan nutrido ni tan aterrador el fuego de los cañones españoles como en la noche del 14 de Noviembre. Avisados los fuertes, barcos y baterías, y preparados en combinación los focos, eléctricos de la torre vigía, del Venadito y del Alfonso XZT, apenas éstos iluminaron el campo enemigo tronaron á la vez las bocas de fuego y cayó sobre el campo enemigo una verdadera lluvia de granadas que venían del mar, de la plaza, de los fuertes, de las baterías de montaña emplazadas en las mesetas. Los rífenos corrían asustados por todas partes, y el ruido ensordecedor de tantos disparos repercutía con prolongados ecos en las concavidades del Gurugú. Las negruras de la noche, siempre encubridoras de la maldad rifeña, que á favor de las sombras destruía las obras en construcción, acribillaba á balazos los barrios exteriores é impedía todo sosiego y todo descanso á las fuerzas acuarteladas; aquellas negruras, ocasión y amparo de tanto atrevimiento, huyeron del campo y de la plaza desvanecidas por los haces movibles de luz que barrían la llanura enemiga, iluminando á los que se ocultaban y anunciándoles la lluvia de metralla, que rápidamente les ahuyentaba y destruía. El pincel acertadísimo de Gros ha adivinado una de esas escenas de terror y espanto que debieron abundar en el campo moro. Entre un grupo dé osados rífenos estalla una granada, y el resplandor del fuego ilumina con nueva luz los rostros espantables ya enfocados por el reflector del Venadito,