Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICA ILUSTRADA DE LA GUERRA (D I B U J O DB H U E R T A S) Jfc ií i -i? r MARTIRIO DE UN SOLDADO DEL DISCIPLINARIO, PRESO- POR LOS MOROS En la lista de las bajas sufridas por nuestras tropas en los combates librados hasta aquí contra los rifeños, échase de ver la falta de algunos soldados, cuya desaparición y desconocimiento de su suerte es mil veces inás dolorosa que la certeza de que hubiesen muerto en el campo de batalla. ¿Es que sus cadáveres yacen putrefactos y comidos por los cuervos entre los breñales del campo enemigo? ¿Es que los moros arrastraron dichos cadáveres en su huida para ensañarse en ellos; como lo hicieron con los muertos el 2 de Octubre? ¿O es, para mayor desgracia, que esos infelices soldados han sido presos por los moros y sufren horrible cautiverio entre los salvajes enemigos de España? De todo habrá indudablemente, y esta última tremenda suerte le ha cabido á un valiente soldado del Disciplinario, sometido á crueles sufrimientos desde los primeros días de Octubre, según telegrafió el corresponsal de un importante diaiio. En las ferias de Mazuza, de Frajana y de Benisicar, mientras los moros armados corren la pólvora y los comerciantes venden sus ruines mercancías, el soldado español es objeto de escarnio y de ludibrio para la chusma rifeña. Duramente aherrojado, sujeto el pescuezo por una argolla y ensogado como una bestia, aquel vivo trofeo de la maldad rifeña es enseñado públicamente como objetó de mofa á las turbas fanáticas, que le zahieren con dicterios y le atormentan con alfileres y gumías. Terminada la feria, el cautivo español es empleado esa las faenas más bajas y duras del trabajo. ¿Conseguirán nuestras tropas rescatar ésta y otaras desconocidas víctimas de la perfidia marroquí? Así es de esperar, aunque es lo más probable que los cautivos sucumban antes al peso y al dolor desús martirios, i