Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A OGHO DÍAS VISTA Cuando en las elecciones á diputados el retraimiento de muchos dio lugar á infinitos chascos y no pocas sorpresas, todos los votantes que no ejercían exclamaron saliendo dé su apoteosis: ¡Ah! no ocurrirá esto otra vez. Para las próximas elecciones iremos á las urnas en cuerpo y alma, y no sucederá que media docena de atrevidos venzan á muchos miles de descuidados. Han llegado, en efecto, nuevas elecciones, pero han venido en tan mala ocasión, que las urnas se Las elecciones municipales y la llamada á las reservas. -Concejales y reservistas (paralelo) El eterno retraimiento. -Cómo debieran anunciarse las elecciones. -Muñidores, caciques y corre- ve- edlles -Los pedidos de fusiles Maüser. Extraordinarios callejeros. -ffaceías, Boletines y Correspondencias. -The TUmes madrUeJlo. Las elecciones municipales han coincidido con la llamada de los reservistas, y claro es que todo el mundo se lia preocupado más de estos hombres, arrancados á sus familias por la fuerza de las circunstancias, que de esos caballeros, entregados con todo su afán á la busca y captura de votos. ¡Cuan simpático el reservista, con el morral al hombro, dispuesto á incorporarse á su regimiento! 0, d ¡Cuan ridículo ese otro morral, digo, ese otro candidato, mendigando un voto que le falta para comprar una tenencia dé alcaldía! Aquél aspira á tomar el Gurugú. Este á tomar otro monte cualquiera de bienes propios. Uno vigilará nuestras trincheras, regadas con sangre española. Otro visitará los fielatos, regados con alcohol amílico. El primero quisiera conquistar leguas y leguas del territorio marroquí. El segundo es más modesto; en materia de territorios, no desea más que una vara. El reservista marcha con el escapula, rio al cuelloEl candidato aspira á alzarse con el santo y la limosna. Uno va á incorporarse. Otro á sentarse cómodamente. Aquél deja á su familia abandonada. Este aspira á dejarla en buena posición. El primero es patriota de la reserva activa. El segundo, patriota con reservas mentales. Indudablemente, el mecanismo electoral está en desgracia. han muerto de aburrimiento por esos colegios electorales. Y es que el ministro de la Gobernación debiera contar con el tiempo, conio cuentan los empresarios cuando anuncian una corrida de toros: Grrandes elecciones municipales para el domingo (si el tiempo no lo impide) Esto era lo mejor. Porque lo que es ahora no estaba el tiempo para elegir concejales. Dicho sea con permiso de los caciques, muñidores y otros corre- ve- ediles Algún candidato se presentaba en casa de un elector amigo: ¿Tú vas á votar? -Indudablemente, pero no sé á quién inclinarme. -Tú debes votar al G- obierno sin reservas. ¿Sin reservas? Entonces será á otro Grobiemo, porque éste las ha llamado á todas. Otro se presenta en un hogar tranquilo, honrado y patriótico, como lo son ahora todos los hogares españoles.