Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
RECUERDO DE LA CATÁSTROFE DE SANTANDER (COMPOSICIÓN y DIBUJO B B AHAUJO) m BUZOS RBCONOCIENDO EL FONDO DE LA BAHÍA Limpiáronse de escombros las calles inmediatas al muelle, desinfectáronse los lugares scml- rados de rettos hun- anos, y en la desgraciada capital montañesa apagáronse poco á poco los ecos de dolor y las exclamaciones de angustia; mas allá en el fondo de la bahía quedaba lo más horrible: infinidad de cadáveres en larga y putrefacta maceración, restos de las embarcaciones deshechas por la formidable voladura, y sobre todo muchas cajas de dinamita, cuya existencia era nn verdadero é inminente peligro por la probabilidad de que cualquier choque determinase con otra explosión una segunda catástrofe. Los buzos de Santander se han encargado de volver la tranquilidad al vecindario sacando á tierra las peligrosas cajas y extrayendo los cadáveres del lecho de légamo en que yacían revueltos con las anclas rotas, las planchas retorcidas y las arboladuras astilladas. Bl buzo, aquella figura rara y antiartística, con su casco efférico, su escalandra holgada y sus zapatones con suela de plomo y punteras de cobre, aparecía sublime cuando bajaba estos días pasados al fondo de la bahía de Santander. Bajo el disfraz no se veia el hombre, mas al adivinarlo allá en el fondo por el burbujeo del agua en la superficie, comprendíanse todas las angustias, sobresaltos y temores del buzo, sepultado solo en el fondo del agua, rodeado de cadáveres espantosos, de informes restos, de cajas explosivas, casi á obscuras entre tanto tropiezo, y oyendo por añadidura los mil rumores, truenos y estrépitos que produce el agua al conducir los sonidos.