Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
687 todas clases conducen los espectadores á la plaza, y los que van á pie completan la alegre algarabía del conjunto. A la derecha, un mono sabio conduce del diestro la cabalgadura del picador, ya impaciente en la fonda; á la izquierda, las reses camino del encierro conducidas por el antiguo pastor, rendido con la cammata y con el peso de la garrocha larguísima, y arropadas por los cachazudos cabestros, que anuncian con el sonido de los cencerros el paso de la comitiva. Dentro de la forzosa monotonía de nuestra fiesta nacional, la admirable observación de Unceta encuentra siempre nuevas escenas y más sugestivos grupos para sus carteles. LUIS ROYO VILLANO VA ARAGÓN EN EL l E A T R O al oido á la Jacinta y á su padre. No te empeñes; déjame en paz la partida, que esa es tu cuenta ¡Mi cuenta! i l i cuenta es que tú no vivas. Yo soy muy ubre, Dolores. Eres libre ¡y me suplicas! E S que traigo con la súplica la amenaza prevenida. Es que con una y con otra te vuelves como venías. Es decir, que te propones Que no logres paz ni dicha. Dando un cuarto al pregonero y á costa de tu honra misma. ¡Mi honra! ¿Y qué es eso? Tú sabes qué has hecho de la honra mía. Tuya fué, y en coplas luego la arrastraste por Ja villa. Ya no hay voz aragonesa que no la cante perdida, Tii hay mástil de una guitarra del que no cuelgue una tira. No importa. A son de clarines la historia publicaría, y hasta en la cruz de mi huesa uo dudara yo escribirla, si con ello te negaban á ti la tierra bendita. ¿No quieres más? No. Pues vete. Considera que me obligas ¿A defenderte? Bien haces. ¿Me vas á asustar? Vigila, Melchor, porque yo no duermo, y aunque me crees desvalida ya ves, aún hay quien se pague de que mis labios le rían, y á quien se le turbe el juicio criando mis ojos le miran. Pues á aquél de esos quien seii, que me quiera y no lo finja y haga suyos mis agravios y castigue tus perfidias á ese yo le doy el alma, y el corazón, y la vida. No hay quien me pueda ¿No has dicho que en dos palabras concluías? Ya las dije. Buenas noches. Dios te guarde. Dios te asista. (M se va por el foro, ella por la izquierda. Telón rápido. JOSB FELÍU Y CODINA DOL. MEL. DOL. MBL. DoL. MBL. DOL. MKL. DOL. MKL. ilAEIA GDEEBEBO EN EL DEAMA LA CUADKO DB DOX JOAQUÍN l ALIAKÉS DOLORES 0 L. MEL. DOL. MEL. DOL. ACTO PRIMERO, ESCENA ULTIMA DOLOBES, DOL. MBL. DoL. MEL. -DoL. MEL, (JRtidainente. ¿Tú, qué quieres? (Levantándose. Sólo dos palabras. Dílas. Ya te he dicho que me caso. (Siempre ruda y fría. Ño te casas. Oye, mira. Ya sé que has ido á soplarles M EL. DOL. MRL. DoL. M EL. DoL.