Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUICIOS CONTRADICTORIOS Me han dicho, niña, que de tu calle turba el silencio más de una noche no sé qué ruido de ayes y quejas, de cuchilladas y de canciones. Y hay quien añade que, á la mañana, del sol alumbran los resplandores, trozos de espada, rotos laúdes, rastros de sangre y ajadas flores. Tu padre duerme, la dueña ronca, sus blancas luces la luna esconde, y aún se asegura que en tus ventanas algún osado las plantas pone. Si en algo tienes mis experiencias, oye un consejo, sin que te enojes: No abras por nadie tus celosías, cierra los vidrios de tus balcones.