Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
627 Con todo el aparato que su interesante é internacional argumento requiere, va á representarse en París la obra Marinos en tierra. La escuadra rusa va á fondear en Tolón, y el mismo nombre del puerto indica que será recibida á todo volteo de las campanas. Prepáranse allí fiestas populares, iluminaciones, festejos venecianos, músicas, recepciones, banquetes y lunchs servidos por la Dulce Alianza. ¡En dónde estoy? dirá aturdido un teniente de navio ruso. Y menos mal, que si es teniente no le hará el ruido mucho daño. -Estamos, le dirán, en el cerebro del mundo, para que usté lo sepa. ¿En el cerebro? Pues ya sé cómo va á venir el fin del mundo: por congestión cerebral. París, el pueblo de las canciones, no dejará de componer alguna en obsequio de sus huéspedes. Y si no quiere incomodarse, nosotros le prestaremos aquélla. Dicen que vienen los rusos Tratábase también de buscar una flor alusiva que adornase en estos días todos los ojales franceses. Incluso el ojal abierto el año 60 en la paleiilla de Francia por las puyas de Bismark y Moltke, piqueros de tanda. Probablemente se elegirán para el caso ramos de myosotis. La marina francesa gastará de largo para obsequiar á la rusa, y ésta, para corresponder, también tirará el dinero, aunque sólo sea en propinas. Una y otra escuadra se unirán, formando una sola escuadra de gastadores. Pero los extremos se tocan, como se tocan España y Francia. La escuadra rusa fondeará en Cádiz, no sé si á la ida ó á la vuelta de Tolón. Y ya dice la prensa que para entonces no podrá haber en aguas gaditanas ni un solo buque de guerra español para que haga los honores á la marina del Czar. Y dirán los rusos, comparando la soledad del puerto de Cádiz con el aparato y bullanga del puerto de Tolón: Tienen estos latinos venas de loco; unas veces por rmwJio y otras por poco. Había hace tiempo el propósito de armar á todo el ejército con el fusil Maüser. Mas el Grobiemo está decidido á probarnos que no es un Gobierno de armas tomar. En su consecuencia, se dotará con el nuevo fusil á la marinería y al ejército de Cuba, pero en la Península tendremos Remington para rato. Algunos sentirán esta nueva dilación de tan necesario renuevo; yo, por mi parte, la celebro con todo el corazón mientras una invasión extranjera no exija mayores perfecciones en el armamento. Y si las cañas no se volvieran lanzas con facilidad, hasta suplicaría al ejército que adoptase fusiles de caña para el servicio interior de las poblaciones. Aquí, donde la falta de policía obliga á sacar las tropas á la calle con sólo que se oigan cuatro gritos, ocioso es decir cuántos y cuan funestos ensayos se harían con el fusil de repetición antes de emplearlo en defensa de la patria. Bien está San Pedro en Roma y los fusiles en la fábrica alemana. Véndanse los cartuchos del Maüser como ahora se venden, únicamente en las tiendas de objetos de escritorio, convertidos en lapiceros de bolsillo, pero nada de traer cartuchos de verdad, cuando no se pasarían dos meses sin tener que quemar alguno. Dado el estado de agitación en que nos halla jj mos, sería mucho mejor el fusil de chispa. Haría menos daño y daría fuego á los fumadores. En vez de escribir á Alemania, ¿por qué no escribimos á Inglaterra? Allí usan los policemen unos garrotes que dan el opio, y que aquí serían de aplicación continua y saludable. No hay que esperar que se modifique el carácter nacional fogoso, impresionable y enemigo de todo gobierno. De modo que la represión de los motines será necesaria en todo tiempo. lío hay sino evitar la efusión de sangre. Procurando en lo posible sustituirla por la efusión de árnica. LUIS ROYO VILLANOVA (DIBUJOS DE CILLA)