Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A OCHO DÍAS VISTA Empacho de economias. -La operación quirúrgica. -Mapa geográfico de las eoouoraias. La cuestión de orden público: That is the queetión Influencia del calor en el desarrollo de las l a r v a s revolucionarias. La p r e n s a de Penélops. Algues- Mortes y Mosquitas Muertas. -Alli no h a p a s a d o nada. La r o t u r a de un escudo con otro verde se quita. Loa ríos se quedan sin agua, los pueblos sin Juzgados de instrucción, el cielo sin nubes bienhechoras que descarguen sobre los campos, los Gobiernos civiles sin secciones de Fomento Como el otro moría de empacho de legalidad nosotros morimos de empacho de economías íío á otra cosa sino á su planteamiento débese, según todos los cálculos, el estado de malestar en que España se encuentra, estado sólo comparable al de un cuerpo vivo atormentado la serenidad y del pulso seguro que debe tener un buen operador. Pero ¡ahí es tan fácil un desliz quirúrgico, que por cien cínifes, chupado por mil vampiros y aturdido por un millón de moscardones. Acaso las economías, hechas de golpe y porrazo, sin anuncios, componendas y dilaciones, hubieran tenido mejor éxito que con todo ese lujo de preparativos que estamos viendo de Enero acá, porque tratándose de una operación quirúrgica (y no son cortes los que Gramazo nos está dando) son más horribles los preliminares y la vista de frascos, vendajes, sierras y escoplos, que los golpes de cuchillo y las rajaduras del bisturí. Todo menos esas vacilaciones que hacen dudar de todo temor es comprensible, y disculpable toda vacilación. Es tan fácil cortar la nariz creyendo que es el grano, ó extirpar la muela sana en vez de la enferma, que no sabemos si después de operación tan cruenta y complicada podremos salir á la calle con el bastón del convaleciente, ó habremos de apoyarnos en la muleta del incurable. Visto el resultado, podremos acusarles de impericia, mas nunca de precipitación. Para la amputación de Capitanías hubo consulta previa: la del Consejo Supremo de Guerra y Marina. Para la extirpación de Juzgados hubo también consulta: la del Instituto Geográfico. Si á pesar de tanta consulta el enfermo se muere, culpa será de su débil naturaleza y no de la terapéutica ministerial. Así como así, la flor de nuestros ministros y la nata de los Cuei- pos Consultivos de la nación se han pasado las horas muertas estudiando el mapa para ver de aplicamos con el niayor aseo, con la posible equidad y con la necesaria economía, la máxima capital de esta palpitante geografía económica