Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
563 aquí murió mi abuela, que esté en gloria, y ya es parte esta casa de mi historia. -Otra suma hay aquí también muy gruesa. -Ahí tal vez se podrá- -Gastos de me. a. Diez duros en comer gasta usté al día; pongamos cinco, y sobra todavía. ¡Cinco duros de mesa, don Urbano! Eso es tratarme ya como un villano. ¿En qué casa decente no comen dos amigos diariamente? ¿ó quiere usté también, según las señas, que beba en adelante Valdepeñas? Su sobriedad alabo, mas no quite en la mesa ni un ochavo. -Entonces, segaiiremos la costumbre, y al fin lo pagará la servidumbre. ¿Cuántos criados hay en esta casa? -El negro Gril, la cocinera Blasa, el cochero Gaspar, el mozo Esteve, y á más cuatro lacayos: total, nueve. -Nueve, y á veces llamo y no contestan: en eso que son pocos manifiestan; no quite usté ninguno, que harto haremos con que nos sirvan mal los que tenemos. -Y siendo así, señor, ¿qué suprimimos? -Algo hemos de encontrar si discurrimos. -Yo no recuerdo nada. -Y es el caso que vamos á la ruina paso á paso. -No puede durar más tanto derroche. ¿Cuántas luces se encienden por la noche? -La del recibimiento y del pasillo, la del mozo de cuadi a y jardinillo, luego la de cocina y gabinete, y la de la escalera, que soia siete. -Pues bien; ya que á altas horas nadie llama y yo soy poco amigo de la cama y me recojo tarde, y cuando vengo, mi negro Gil para que me abra tengo, y andamos discurriendo há muchos días hacer economías, puede ya realizarse la primera: suprima usté el farol de la escalera. Siempre que de reformas sopla el viento recuerdo yo este cuento; y recuerdo también que al fin y al cabo el duque se murió sin un ochavo, dejando, empero, rico al mayordomo, que hoy es todo un señor de tomo y lomo. MANUEL DEL PALACIO DESPEDIDA SENTIMENTAL, PUR GASCÓN Vwajv ¡Temo que te olvidarás del cariño que hoy me jnrasl Te vas á San Juan de Luz, y yo aquí me quedo á oscuras.