Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
559 (atmi íi Después de oir los horrores que aquel avestruz me dijo, no supe si darle un beso ó si pegarle dos tiros. Pero, ¿qué hacer? Lo que hice: callarme, tragar dos litros de saliva y. dar las gracias, pues si me enfado, de fijo que tras de no despacharme, van y me tiran un libro á la cabeza, ó me meten por un ojo un cuadradillo. Salí de allí renegando del verano y del Ministro. Veremos lo que sucede así que lleguen los fríos. Aunque, si no hay para Enero funcionarios con permiso, los habrá con pulmonía, que para el caso es lo mismo. JUAN P É R E Z Z Ú Ñ I G A LA CABEZA PARLANTE, POR ROJAS