Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
550 la Exposición Nacional de 1890 y con medalla de segunda en la Internacional celebrada el pasado año, todos estos premios ganados en buena lid ponen de manifiesto los méritos del artista, al mismo tiempo que bastan y sobran para acreditar su firma. Habiendo apuntado algunas condiciones salientes del hombre, hablemos dos palabras del artista. Gartner no es un pintor á la manera do Courbert, sino al modo de Fragiacomo. Prefiere la dulce y poética tranquilidad de éste retratando la laguna veneciana dormida al pie de los marmóreos palacios bizantinos, á la áspera y salvaje fogosidad de aquél, que gustaba sólo trasladar al lienzo ei mar verdoso y embravecido de la costa Norte de Francia chocando con las acantiladas rocas de la playa de Etretat. El artista, al mismo tiempo que retrata lo que sus ojos ven, refleja siempre lo que su corazón siente. Los dos trabajos más serios que Gártner ha realizado son las marinas que ha expuesto en los Certámenes de 1890 y 1892. Calma y Restos de la Invencible, que aparecen reproducidas en estas páginas, dan claro tes- KKSTOS D E L A INVENCIBLE timonio de lo qxie llevo dicho. Aun siendo los Restos de la Invencible cuadro mucho más importante por el asimto y por el tamaño que Calma, en este lienzo aparece más claramente reflejada la personalidad artística de Pepe Gartner. Representa Calnuí una marina en las playas de JMálaga, cuando el sol se ha puesto tras los montes de Estepona y cuando la neblina dorada de la caída de la tarde envuelve el pueblecito de Torremolinos, apenas apuntado en los esfumados horizontes, mientras que en los Restos de la Invencible nos muestra el artista las galeras de Felipe I I flotando deshechas por el empujo de las olas. Para pintar este lienzo, hizo un viaje con el propósito de recoger notas de color en la costa de Flandes, y á pesar del deseo de ajustarse sinceramente al natural, el recuerdo del pasado pudo más que la impresión del momento, y puso en aquella siniestra marina algo do la brillantez de colorido de la costa malagueña. Como dificultades sabiamente vencidas, la Invencible es muy superior á Calma; pero como reflejo fiel de un temperamento. Calma vale y significa mucho más que la Invencible. He aquí dos títulos que, uiddos, retratan de cuerpo entero á Pepe Gártner. La calma invencible de su carácter es la expresión sintética de su temperamento. AUGUSTO COMAS Y BLANCO.