Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La monotouía propia de la estación se enseñorea de ios espectáculos de la corte. Después del hundimiento dsl Circo de Parish, el cual fué great atrattión y única reprise, en día de moda por más señas, no hemos disfrutado de ninguna novedad. Colón (circo) se ha quedado con la exclu- si va dé las piruetas y las flexiones, propinando sus parroá quianos variada función de alta escuela, exhibición de anima, -l e s s a b i o s elowns eléctricos, clowns tontos, c owns pintores, ieoaes enjaulados, como los diputados de la mayoría, y lo mejor de todo, la troupe Mayos, peritísimos patinadores, que da gusto ver cómo se deslizan. Con los restos de la déhácle de Parish se ha formado en la Zarzuela un galimatías acrobático- gimnástico- bilateral, denominado Folies Berghres, como podía llamarse La chañe du cerfvolont. Allí hay leones, p a t i n a d o r e s cuadros plásticos, etc. etc. y un árabe. Solimán ben Aissa, que hace horrores: se clava puñales en los brazos, se horada la lengua, se, saca dos ojos de las órbitas, le pican víboras, y él tan contento. El espectáculo resulta repugnante no le quito su mérito al árabe, mas el público, especialmente las señoras, apartan la vista horrorizadas ante este Sr. de Solimán el Magnífico. Ir á ver á este árabe no resulta diversión; es una cosa así, como si le convidan á uno á presenciar una autopsia para que se distraiga. En Apolo siguen las notas alegres y retozonas de la jota de El dúo de (a Africana llenando de gente el local, y sudando con la mejor buena fe del mundo público y actores. ¡Cuidado que se suda allí! La señorita Pino (Selika) se despinta todas las noches. En este teatro se ha estrenado últimamente El Payaso, zarzuelilla de lo más peor que he visto, y escrita con un ingenio! Eesidencia la acción de la obra en un pueblo a, ms. áo Somarraj recurso sutil de los autores que sirre para que el alcalde de Somarra llame somárranos á los coristas. El mejor día se va á equivocar y se i í lo endilga al respetable público... el cual, -T. 2 naturalmente, aplaudirá la gracia. La nota agradable de El Payaso la da la Campos, que sale muy mona, con un caprichoso traje de clown. Es la señorita Campos, de las tiples de perro chico, una de las que tiene más simpatías, y ofacias á ella se ha sostenido en el cartel la memada El Payaso. La Bayadera es el titulo deuna quisicosa estrenada en el Príncipe Alfonso. Los señores Navarro (Calixto y Gonzalyo) han tomado) ior pretexto lo ocurrido en Madrid con la Bella Chiquita, y ¡por Dios vivo! que se han extralimitado en la mAse en escéne. Aquellos balanceos de la Sra. Mariscal y compañeras mártires le hacían exclamar á un padre de familia: -B. sto es peor que Sodoma y Modorra. MOTA.