Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Según 2 lá- tica históricas de las jttíí nunca hice caso (1) el Señor Don Julio César fué un emperador romano que ya habla sido Cónsul y hasta Pontífice máximo. Pues bien; este caballero (que también se llamó Cayo) antes de llegar al Ponto y de escribir, muy ufano, aquel lleffné, vi y venei que asombró á propios y extraños, y antes también de cruzar, sin permiso del Senado, el R tMcón, cuando dijo alea ja, eta ext con garbo, parece ser que, molesto porque iba el tiempo pasando de su juventud brillante siempre á escape, y nunca al paso, no le ocurrió otra manera de ir la vejez retardando que buscar un buen astrónomo y hacer los años más largos. Asi lo encargó á Sosigenes, un alejandrino sabio, y desde entonces tenemos diez diaü más en cada año. De modo que el hombre ó hembra que ahora se encuentren lindande en los treinta y tres de edad, á, no mentir este cálculo, sin los diez días de aumento tendrían ya treinta y cuatro. De este regalo, deudores somos á aquel imyerátíír, héroe de mil conquistas que alta fama le alcanzaron en los campos de batalla y euti- e matronas de rango. Y por esto Marco Antonio, que era un Antonio con marco, en honor de aquel gran hombre, de quien fué muy partidario, dio el nombre de Jiilio al mes de que me estoy ocupando. Conque, explicado el origen de Julio, de lente cambio, (1) Hasta hace poco tiempo. y a me meto en los tiempos dichosos que atravesamos. Por más que es mes de calores sofocantes, que hacen daño, y ellas, ligeras do ropa, se marchan á los balnearios, y ellos las siguen, y encuentran en ellas bastantes ganchos para encender las pasiones, porque el calor hace estragos, el mes de Julio es sin duda de los más buenos y santos, porque con Sa, 7 í Casto empieza, termina con San Ignacio, canta á la Virgen del Carmen, canta el Triunfo venerando de la Crnz Santa, y celebra al gran Apóstol Santiagn. También celebra sus días, mejor hogaño que antaño, Sa, nta Práxedes bendita, nombre de un hombre aclamado por los que fueron un día nacionales milicianos, y lioy son Ministros algunos, y otros fon Subsecietaiios, que lo darán á su jefe serenatas con el clásico Himno de Riego y el célebre dúo de los Puritanos. Mes en que rabian los perros, y algunas veces los gatos; mes en que se va el que puede, y el que no se compra un baño; mes en que los estudiantes, ya suspensos, ya aprobados, dejan novias y patronas sin amores y sin cuartos; mes en que se abren al público los teatros de verano con mil obras que son obras sobrantes de otros teatros; mes en que pero hago punto, pues me extiendo demasiado, y por las razones de índole particular que ahora usamos, ni yo debo escribir más ni esto aumentar de tamaño. KlCABDO SEPDLVEDA. fi t