Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UN GUSANO Yo no se eórao pasó; mas es lo cierto que entró un gusaneen un jardín y se comió en un testíii todas las flores que halJó. ¡Lastimaba los seittídofvei las lalks Ifbmbrad i de tiUos hoTXs) iioi (h (l s. at calitiQÍiSicomidos k coi l is m molí id is Aquella blanca azucena que en el fango se mona me dio pena: ¡era tan buena, que no exhaló en su ag onia un solo grito de potsa! Tan buena ei a, que olvidaban por ella, las que expiraban su dolor cuando murieron; al ver cómo la mordieron, todas las flores lloraban. Pobres! Si ¡lubieran sabido quién era el gTisano aquel, todo estaba comprendido: ¡la envidia se ha mantenido siempre de sangre y de hie frJ G hay pureza, ni color, i roma, ni tallo verde qtíe detenga su furor. ¿Es una flor? ¡Fues la muerde! ¡Basta que sea una flor! LUIS E A M DE VIÜ. KU