Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
43 B había esperado la ansiada carta de amor que había de traerle el correo de Buenos Aires. Eicardo, indudablemente, la olvidaba, y la niña se moría pensando en él y recordando los días venturosos que pasaron juntos gozando las dichas de aquel amor que parecía no iba á extinguirse nunca Ricardo, el perjuro que le juró amor eterno, había regresado, sin embargo, de América, donde contrajo matrimonio con una viuda millouaria que con él venía á Fairopa jiura ostal ocorse doflniti 1 1 r Af C y r f ii: f l f r k