Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Á OCHO DÍAS VISTA Lia holgomania. -Nuestros abogados. -La profesión a n d a por dentro. -Letrados trasliuinan ai ¿El nuevo subsecretario. Cruzados é infieles. -El calvario de Ságfasta y su cruz El regionalismo. -La unidad nacional es u n a unidad seguida de ceros. La huelga, como institución social, va mejorando de fortuna. Al principio sólo apelaban á tan extremo recurso los hijos del trabajo, los desheredados, los obreros; después imitaron su pasiva conducta los industriales con casa abierta; ahora los abogados con ejercicio levantan la bandera insurreccional; es probable que andando el tiempo se echen á la vía pública los grandes de España de primera clase y los gentiles- hombres de casa y boca, pidiendo la jornada de los tres oches. ¡Los abogados en huelga! Ahora si que huelgan toda clase de comentarios. Desde los comentarios á la Ley de Enjuiciamiento criminal bástalos infinitos tomos de comentarios al Código civil vigente. ¡Oh sombras de Justiniano, de Ulpiano, de Modestino, de Papiniano, y otros jurisconsultos no menos sombríos! Nuestro oficio sacrosanto, nuestra noble carrera, nuestro levantado sacerdocio- -porque yo también tengo mi toga y birrete para casos de apuro- -puesto al nivel de los oficios mecánicos y serviles; ¿qué van á decir de nuestra profesión? Indudablemente que la profesión anda por dentro. De la magnitud de la huelga no me he formado idea cabal; pero si es tan grande como dicen, la famosa escena del Fausto entre Margarita y Mefistófele podrá ser estos días del siguiente tenor (aunque el tenor estará entre bastidores) ¿Dónde vas, Margarita? ¿A ti que te importa? digo, allá ádentrOj 41 iglesia, á rezarle á San Antonio. -Cosa inútil. ¡Cómo? ¿no sabes que es abogado de las niñas sin novio? ¿Y no sabes tú que los abogados están en huelga? Hay, sin embargo, honrosas excepciones. Infinidad de letrados se han ofrecido con armas retóricas y bagajes al ministro del ramo, á fin de que, llegado el día del juicio, no tenga que verificarse éste en el Valle de Josafat. Con t a l motivo, actuará en estos día, s de entra y sal algún a b o g a d o que hasta ahora ni entraba ni salía. Y hay letrado de los esquirols que se ha ofrecido á recorrer en un verbo todas las Audiencias de España en calidad de abogado ubicuo, amovible y trashumante. Antes faltarán reos que defensores. Ya hay muchos dispuestos á ir hasta la cabeza del toro. Que, como se ve, estará flojo de defensas. No era costumbre que la Gaceta publicase esquelas de muerto. Sin embargo, el otro día, y en lugar preferente del periódico oficial, apareció una Cruz. Era el nombramiento de subsecretario de la Presidencia. Los conspicuos del partido tocaron el cielo con las manos y empezaron á exhibir méritos, servicios y prendas personales.